8 preguntas sobre el mal de Parkinson

El Neurocirujano Fabián Cremaschi despeja dudas sobre esta enfermedad.

–¿Cuáles son los síntomas de Parkinson?

– La enfermedad de Parkinson (EP) es una enfermedad neurológica degenerativa, que avanza con los años y se caracteriza por síntomas del sistema motor y síntomas no motores. Dentro de los síntomas motores, podemos mencionar movimientos lentos, escasos y de poca amplitud (bradicinesia), temblor, rigidez muscular y alteración de los reflejos posturales (inestabilidad).

Los síntomas no motores incluyen alteraciones del sueño (apneas y otros), alteraciones del sistema nervioso autonómico o involuntario (alteraciones de la deglución, constipación, disfunción eréctil y otras) y trastornos de la esfera emocional y psíquica (depresión y otras). También se pueden presentar alteraciones visuales, olfatorias, sensitivas y cuadros dolorosos. No todos los pacientes tienen los mismos síntomas ni de la misma manera y, por ejemplo, no se puede decir que todos los pacientes que tiemblan, tienen la EP.

–¿A qué edad es más frecuente que se presente?

–Es más frecuente en mayores de 60 años, aunque hay casos de inicio a los 30 o 40 años, y aun menos, pero estos son excepcionales.

–¿Evoluciona de manera diferente en personas jóvenes y en mayores?

–Sí, habitualmente, en las personas jóvenes la EP se caracteriza por tener más temblor y una tendencia a la depresión y en las personas mayores predomina la rigidez y la lentitud, con mayor porcentaje de alteraciones en la esfera cognitiva.

–¿Se puede confundir con otra enfermedad?

–Sí. Hay muchas enfermedades parecidas a la EP llamados “parkinsonismos”. Éstos pueden ser hereditarios o secundarios a infecciones, fármacos, tóxicos, vasculares, traumáticos u otras patologías. Existen decenas de enfermedades semejantes y no siempre es sencillo hacer el diagnóstico diferencial. Tampoco es fácil hacer el diagnóstico precoz y a veces es necesario varios años antes de poder hacer el diagnóstico definitivo. Esperamos que, con las nuevas tecnologías, esto se vaya perfeccionando.

–¿Se puede agravar con otra enfermedad?

–Se da característicamente, pero no en forma exclusiva, en mayores de 50 años y se observa en el 1% de la población mayor de 60 años. Por esta razón, es habitual que pueda haber distintas enfermedades en una misma persona.

–¿Cuánto avanzó el tratamiento?

–Se avanzó muchísimo en los últimos años. Hay más y mejores fármacos y con menos efectos secundarios. En los últimos 20 años mejoraron y se extendieron las técnicas de cirugía de los síntomas, que incluye el famoso “marcapasos cerebral” o “estimulador cerebral profundo” con excelente resultado en pacientes seleccionados.

–¿Qué opina de los parches transdérmicos?

–Los parches transdérmicos de rotigotina se utilizan hace varios años y son de una eficacia comprobada en aquellos pacientes a los cuales el médico les ha indicado este tipo de fármacos, denominados “agonistas dopaminérgicos no ergolínicos”. Como el resto de los fármacos, no son milagrosos y deben recetarse junto con cambios en los hábitos de vida.

–¿Se puede retardar la progresión?

–Sí, aunque tampoco existe la “pastilla mágica” para esto. Se deben indicar fármacos llamados “neuroprotectores” asociados a medidas que mejoren la calidad de vida, como una dieta sana, ejercicio físico y mental y control adecuado del estrés.

*Neurocirujano, subdirector de las II Jornadas Internacionales de Movimientos Anormales.

Fuente: http://www.lavoz.com.ar/suplementos/salud/consultorio/8-preguntas-sobre-mal-parkinson

Confían en nosotros:

© 2017 - SIFEME S.A. Maipú 471. 6° piso. Capital Federal. Tel/Fax: +54 (011) 4394-7288. E-mail: info@sifemesa.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?