Alergia: mitos y verdades

Alergia: mitos y verdadesLas enfermedades alérgicas afectan a más de 250 millones de personas en todo el mundo. Estas afecciones impactan directamente en la calidad de vida y, dependiendo del grado, pueden llegar a comprometerla.

Este año la iniciativa de la World Allergy Week, hizo hincapié en la alergia alimentaria bajo el lema “Alergia alimentaria: un problema creciente en la salud mundial”.

Según el Dr. Gustavo Marino, jefe del servicio de alergia e inmunología y especialista a cargo de alergia e inmunología infantil del Hospital Universitario Austral (HUA), “es fundamental contar con un diagnóstico temprano para poder realizar un tratamiento acertado y de esta manera evitar sus complicaciones, fundamentalmente las reacciones anafilácticas que pueden poner en riesgo la vida”.

“El hecho de que las enfermedades alérgicas resultan frecuentes hace que se las considere una verdadera epidemia que genera un importante problema sanitario, sobre todo en países industrializados. En los últimos años se vio un marcado aumento de los casos debido a los factores ambientales y al estilo de vida”, consignó por su parte el Dr. Zwiener Ricardo Darío, médico staff del servicio de alergología e inmunología clínica del HUA.

La alergia es un mecanismo de defensa exagerado y desproporcionado que genera el organismo frente a distintas sustancias que percibe como agentes nocivos, cuando en realidad se trata de estímulos inofensivos. Es una enfermedad sistémica, es decir que afecta a varios órganos a la vez, y crónica pudiéndose controlar con distintos tratamientos.

“Aún no se sabe ciertamente por qué se desarrolla la alergia, aunque la hipótesis más aceptada es la de la `teoría higiénica’. Ésta sostiene que como consecuencia de la evolución médica y también de ciertos hábitos de vida, vivimos en un ambiente más aséptico, limpio, y estamos menos expuestos a infecciones debido a la vacunación masiva que es realiza durante la infancia. Si a eso se le suma el uso de medicamentos que bloquean la respuesta inmunológica, todo genera que el sistema inmunológico de defensa no actúe sobre los microbios, pero sí lo haga frente a otros elementos inocuos del ambiente”, explicó el especialista.

El abordaje de la alergia

Para realizar un efectivo tratamiento de la alergia hay que empezar con una correcta y completa evaluación del paciente que incluye un interrogatorio y un examen físico. Luego, se pueden solicitar estudios complementarios como los test percutáneos y epicutáneos (parche) de alergia, análisis de sangre con dosaje de Ig E total y específica para alérgenos, estudios por imágenes, espirometrias, etc.

“Es muy importante que el paciente sepa rápidamente a qué sustancias es alérgico, porque ese es el camino para lograr un tratamiento lo más adecuado posible”, completó el Dr. Zwiener.

Dentro del tratamiento, existen tres pilares: evitar el alérgeno, como por ejemplo ácaros, pólenes, hongos, etc. y recurrir a los medicamentos que tratan el o los síntomas de la alergia. Para esto existen diversas opciones: desde antihistamínicos, corticoides, antileucotrienos, spray nasales con corticoides y aerosoles bronquiales hasta tratamientos biológicos que en el futuro estarán disponibles para los casos severos.

El último pilar es la inmunoterapia, un tratamiento eficaz que tiene el objetivo de tratar el problema de raíz, desensibilizando progresivamente al paciente mediante la aplicación de vacunas ya sea de manera subcutánea o sublingual.

“Por su parte, la prevención es muy importante, ya que se sabe que la exposición en los primeros años de vida puede ser crucial en el desarrollo de alergias. Por eso se aconseja alimentar a los niños con leche materna, ya que aporta no solo nutrientes sino también anticuerpos, evitar poner en contacto a los chicos con sustancias que lo puedan hacer alérgico como polvillo y productos artificiales y no fumar”, postuló Zwiener quien también comentó que pensando en la prevención, en el HUA se realizaron ya tres congresos para pacientes con alergia alimentaria, en donde no sólo hubo charlas de invitados extranjeros expertos en el tema de alergia alimentaria, sino también talleres en donde se enseño a pacientes cómo cocinar alimentos.

Tipos de alergia

En el último tiempo cobró gran importancia la alergia alimentaria, que puede manifestarse en cualquier parte del organismo: la piel, el aparato digestivo y el aparato respiratorio aunque también, en algunas ocasiones, un alimento puede provocar una reacción generalizada de colapso (shock anafiláctico) que si no se trata de forma rápida y adecuada pone en peligro la vida del paciente.

Desde SOS Alergia, ente argentino representante en la Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica (EAACI), se propone mejorar el abordaje de la alergia alimentaria a través de algunos aspectos legislativos que permitan defender los derechos de los pacientes y en la prevención. Para eso impulsan medidas como, el etiquetado de alimentos claro y preciso; educar para evitar los alimentos a los que somos alérgicos y las reacciones cruzadas (alimentos que comparten componentes); entrenar a médicos y población general en la detección y tratamiento de la anafilaxia; brindar información clara que sensibilice a la sociedad para detectar en forma temprana la presencia de la enfermedad, entre otras.

En cuanto a los tipos de alergia, se encuentran las dermatitis atópica, la alergia a medicamentos, la alergia a las picaduras de insectos como abejas, avispas y hormigas coloradas; y por último ciertos cuadros de alergia que están cobrando importancia en los últimos años entre las que se cuentan las relacionadas con el ámbito laboral como la alergia al látex, frecuente en el personal de salud, y la alergia a quimioterápicos, que se desarrolla en pacientes con cáncer.

Mitos y verdades

-Las alergias no son peligrosas: PARCIALMENTE VERDADERO

Si bien la mayoría de las alergias no son graves y solo afectan la calidad de vida, hay algunas que pueden comprometer la vida cuando se produce la anafilaxia, que es una reacción alérgica grave.

-Si no se presenta en la infancia, la alergia no se va a presentar en la adultez: FALSO

La alergia se puede presentar a cualquier edad, aunque los síntomas suelen comenzar a edades tempranas de la vida.

-Si en la familia hay padres alérgicos, es seguro que un hijo será alérgico: FALSO

Esto no necesariamente es así, ya que en la aparición de los cuadros alérgicos no solo intervienen los factores genéticos sino también los ambientales, atmosféricos e inclusive alimentarios, además de la exposición temprana a alérgenos. Cuando la madre es alérgica la probabilidad que su hijo sea alérgico es aproximadamente del 40%, si lo es el padre 30% y si ambos lo son un 80%.

-Las enfermedades alérgicas no deben tratarse precozmente: FALSO

Cuanto más rápido se inicie el tratamiento, mayores son las probabilidades de éxito y menores las de sufrir complicaciones.

-Las alergias solo se presentan solo en primavera: FALSO

Las alergias se presentan durante todo el año y no sólo en una de sus estaciones.

-Si es alérgico, va a serlo por toda su vida: PARCIALMENTE FALSO.

Esto no es así porque en algunos casos con el tiempo se puede desarrollar tolerancia, como es en el caso de los chicos con alergia a la proteína de leche de vaca.

-Las alergias son emocionales: FALSO

Las alergias se producen por un mecanismo inmunológico y no emocional o psicológico, aunque las emociones pueden afectar al individuo alérgico al igual que otras enfermedades como la hipertensión arterial, el colon irritable, la gastritis, etc., dado que todas “estresan” al sistema inmunológico.

-Los resfríos son alérgicos: FALSO

Las personas tienden a confundir los resfríos o infecciones con la rinitis alérgica. Esto es porque la alergia no tiene características que le sean propias, ya que comparte su forma clínica con otras enfermedades.

-Si la piel pica y aparecen ronchas, es síntoma de alergia: FALSO

La urticaria y prurito puede estar ocasionados no sólo por causas alérgicas como las alimentarias, sino también por otros factores físicos (calor, frio, presión) o enfermedades como el hipotiroidismo, los parásitos, autoinmunes, etc.

-La alergia alimentaria solo se presenta con síntomas intestinales: FALSO

Los síntomas y manifestaciones clínicas son variados. Así, una persona puede presentar también ronchas y dermatitis en la piel, asma, congestión nasal y hasta producir una reacción alérgica grave.

-Si uno es alérgico a un medicamento no lo puedo recibir nunca más: FALSO

No necesariamente, existen situaciones en donde el paciente debe recibir si o si el medicamento al que es alérgico porque no existe otra alternativa. En estos casos se puede realizar una desensibilización transitoria tomando los recaudos necesarios.

Contacto:

*Dr. Gustavo Marino

Jefe del servicio de Alergia e Inmunología

Especialista a cargo de Alergia e Inmunología Infantil del Hospital Universitario Austral (HUA)

GMARINO@cas.austral.edu.ar

* Dr. Zwiener Ricardo Darío

Médico staff del servicio de alergología e inmunología clínica

Fuente: http://www.hospitalaustral.edu.ar/novedad.asp?iNoticia=947

Confían en nosotros:

© 2017 - SIFEME S.A. Maipú 471. 6° piso. Capital Federal. Tel/Fax: +54 (011) 4394-7288. E-mail: info@sifemesa.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?