Alertan a la población acerca de los efectos de las altas temperaturas

Aconsejan no exponerse a los rayos del sol, fundamentalmente de 11 a 15 y adoptar medidas de prevención en higiene y alimentación. Ante casos de insolación y otros efectos de golpes de calor se debe consultar al médico.

El Ministerio de Salud Pública advirtió a la población tomar los recaudos pertinentes ante los reiterados golpes de calor, como los que se están produciendo en esta época del año en el país. El coordinador del Programa de Infecciones Respiratorias Agudas Bajas (IRAB) en la Provincia y Director del Hospital Dr. René Favaloro de Villa Cabello, Dr. Guillermo Rolón, aconsejó a la población no exponerse a los rayos del sol –principalmente de 11:00 a 15:00- e hidratarse convenientemente.

El médico pediatra recordó que en esta época del año se advierte la presencia de cuadros de gastroenteritis y de diarrea infantil. No obstante ello, aclaró que “durante enero pasado y en lo que va de febrero se atendieron en el Hospital varios casos de intolerancias gastrointestinales –tanto en niños como en adultos-, pero que no hubo un aumento de los mismos en relación a años anteriores”.

“Hemos tenido muchos cuadros de gastroenteritis y de diarrea infantil durante enero, pero no fueron superiores al año pasado”, remarcó Rolón, al tiempo que volvió a alertar a la población mantener las medidas de higiene en los domicilios y en el proceder diario.

Recalcó fundamentalmente insistir en “el lavado de las manos, beber agua mineral o hervir el agua potable, como así también la buena cocción y manipulación de los alimentos”.

Las enfermedades relacionadas con las altas temperaturas, tales como el “golpe de calor” y la insolación, ocurren cuando el cuerpo no puede mantenerse a una temperatura baja. A medida que la temperatura del aire sube, su cuerpo se mantiene fresco cuando su sudor se evapora. En días calurosos y húmedos, la evaporación del sudor se hace más lenta por el aumento de humedad en el ambiente. Cuando el sudor no es suficiente para bajar la temperatura de su cuerpo, la temperatura del cuerpo sube, y usted puede enfermarse.

El golpe de calor ocurre cuando su cuerpo se pone demasiado caliente. Este puede ser por causa de ejercicio o de clima caliente. Usted puede sentirse débil, mareado o preocupado. También puede tener dolor de cabeza o aceleramiento de los latidos del corazón. Usted puede deshidratarse y orinar muy poco.

Síntomas por los golpes de calor

Debilidad

Dolor de cabeza

Mareo

Debilidad muscular o calambres

Náusea y vómitos

Sensación de preocupación

Latidos del corazón

Medidas de prevención

Cuando padece un golpe de calor trate de salir del calor rápidamente. Descanse en un lugar fresco y sombreado. Tome mucha agua y otros líquidos. No beba alcohol. El alcohol puede empeorar los efectos del golpe de calor. Si no se siente mejor después de 30 minutos, debe ponerse en contacto con su médico. Si el golpe de calor no se trata, puede progresar a insolación.

¿Qué es la insolación?

La insolación puede ocurrir cuando su cuerpo se calienta demasiado, o puede ocurrir después de un golpe de calor. La insolación es mucho más grave que el golpe de calor. La insolación puede hasta ocasionar la muerte. La gente que está insolada puede parecer confundida. Los pacientes pueden tener convulsiones o entrar en coma. La mayoría de la gente que está insolada también tiene fiebre.

¿Qué hacer ante una insolación?

Si usted cree que alguien podría estar insolado, debe llevarlo rápidamente a un lugar frío en la sombra y llamar a un médico. Quitarle la ropa innecesaria a la persona puede ayudarle a enfriarse. Trate de abanicar a la persona con aire fresco mientras le moja la piel con agua tibia. Esto ayudará a que la persona se enfríe.

¿Cómo puedo prevenir la enfermedad por el calor?

Cuando el índice de calor es alto, quédese adentro en áreas frescas. Si tiene que salir afuera tome las siguientes precauciones:

Use ropa que le quede suelta, de materiales delgados y de colores claros.

Protéjase del sol poniéndose un sombrero o usando una sombrilla.

Use cremas protectora solar con un factor de protección contra el sol de 15 o más.

Tome bastante agua antes de comenzar cualquier actividad al aire libre. Tome agua adicional durante todo el día. Tome menos bebidas que contienen cafeína: por ejemplo té, café y bebidas gaseosas o alcohol.

Programe las actividades vigorosas al aire libre para horas no tan calurosas; como antes de las 10 de la mañana o después de las 6 de la tarde.

Durante una actividad al aire libre tome descansos frecuentes. Incluso si no siente sed, tome agua u otros líquidos cada 15 a 20 minutos.

Fuente: http://www.territoriodigital.com/nota3.aspx?c=4049119885681066

Confían en nosotros:

© 2017 - SIFEME S.A. Maipú 471. 6° piso. Capital Federal. Tel/Fax: +54 (011) 4394-7288. E-mail: info@sifemesa.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?