Argentina tendrá un Registro de Enfermedades Cardiovasculares

Argentina tendrá un Registro de Enfermedades CardiovascularesEl primer Registro Nacional de Enfermedades Cardiovasculares en la Argentina será creado a partir de una iniciativa conjunta del Ministerio de Salud de la Nación, de la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC), la Federación Argentina de Cardiología (FAC).

Se trata del primer “Registro Nacional Permanente de Enfermedades Cardiovasculares para el Monitoreo de Políticas Públicas”, cuyo convenio será firmado el próximo jueves en el acto inaugural del 40° Congreso Argentino de Cardiología, que se desarrollará en el predio de la Sociedad Rural.

El mismo involucrará en una primera etapa a unas 400 instituciones de baja y alta complejidad del país, que van a tener una capacitación y una manera uniforme de recibir y registrar a los pacientes con infarto agudo de miocardio (IAM), el tiempo que se demoraron en arribar a la unidad coronaria, cómo se llegó al diagnóstico y cuál fue el tratamiento que recibieron en un primer momento.

Los datos se van a recabar a través de un programa informático online que se compatibilizará en forma automática con un sistema y registro de datos ya existente del Ministerio de Salud de la Nación, denominado Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (SISA).

Se espera tener el programa en funcionamiento para los primeros meses del 2015 y ya contar con resultados fehacientes para mediados del mismo año.

Carlos Tajer, presidente de la Sociedad Argentina de Cardiología explicó que “el poder firmar un convenio entre la SAC, la FAC y el Ministerio de Salud de la Nación es un hecho histórico”. En ese sentido, Tajer remarcó que “este Registro Nacional Permanente de Enfermedades Cardiovasculares para el Monitoreo de Políticas Públicas va a medir inicialmente el IAM porque representa una patología aguda en la cual todas las medidas que se puedan tomar deben ser en el tiempo adecuado para mejorar la sobrevida del paciente”.

“Desde la SAC, venimos llevando adelante registros desde hace más de 20 años, lo cual nos permite saber cuántos infartos tratamos, qué características tienen y los tiempos de demora, pero no utilizamos esa experiencia para hacer una intervención donde vemos una falla o demora en el tiempo; asociarnos a la cartera sanitaria sí nos va a permitir intervenir, destacó explicó el especialista, quien además es presidente del Comité Organizador del 40° Congreso Argentino de Cardiología.

Por su parte, Gustavo Cerezo, Vicepresidente 1° de la Federación Argentina de Cardiología, aseguró que “es fundamental poder generar datos propios que surjan de las pequeñas y grandes ciudades de la Argentina sobre el Infarto Agudo de Miocardio (IAM), que junto con el ataque cerebral (ACV) constituyen la expresión más agresiva de las enfermedades cardiovasculares, responsables de aproximadamente 100 mil muertes por año en nuestro país”.

“El objetivo es que estos datos nos permitan establecer políticas sanitarias, es decir que, a partir de saber cómo fueron atendidos los pacientes, se puedan mejorar los tratamientos y los tiempos en los cuales éstos se ponen en práctica”, aseguró Cerezo.

A su vez, Daniel Ferrante, Coordinador del Programa Nacional de Enfermedades Cardiovasculares del Ministerio de Salud de la Nación, puso de relieve que desde la perspectiva de la cartera sanitaria la colaboración con estas sociedades científicas cardiológicas “contribuirá a contar con mas información para la mejora de la calidad de atención en esta patología, que constituye la principal causa de muerte en nuestro país”.

Las enfermedades cardiovasculares son la causa más frecuente de mortalidad en el mundo y también en la Argentina. Según datos oficiales, en 2011 representaron el 30% de todas las muertes en el país, lo que significa que continúa siendo la principal causa de mortalidad, por encima del cáncer (19%), las enfermedades respiratorias (15,6%) y las enfermedades infecciosas (4%).

“Además en este congreso se presentarán los resultados de la 3era Encuesta Nacional de Factores de Riesgo realizada por el Ministerio de Salud, cuyos resultados indican un incremento del sobrepeso y la obesidad, una reducción del consumo de tabaco, y un mayor acceso a la atención primaria con mayor detección y tratamiento de factores de riesgo cardiovasculares”, subrayó el Ferrante.

El acceso a las estrategias diagnósticas y terapéuticas exige una adecuada coordinación del sistema de salud y conocer cómo funciona dicho sistema cuando se produce un IAM resulta fundamental para detectar cuáles son sus principales barreras.

Para lograr la reducción de la mortalidad en el IAM, es necesario que el paciente acceda a un centro de alta complejidad que le permita la apertura de su arteria coronaria ocluida en el menor tiempo posible, ya sea con terapéutica endoluminal (angioplastia) o con fármacos (trombolíticos). La evidencia y las recomendaciones científicas señalan que esta apertura del vaso sólo será exitosa y redundará en una reducción real de la morbimortalidad de esta patología, si se ejecuta en un tiempo inferior a los 90 minutos.

En opinión de Adrián Charask, Prosecretario del Comité Organizador del 40° Congreso Argentino de Cardiología, en una primera etapa se realizará un registro piloto del cual se desprenderá cómo se tratan los infartos agudos de miocardio en la Argentina.

“Vamos a saber cuál es el tiempo de demora que existe desde que el paciente tiene el síntoma hasta que va al centro asistencial. Se va a documentar a qué hora comenzó el dolor, si la ambulancia demoró en arribar, si el paciente tuvo que ser derivado a un centro de mayor complejidad y cuánto tiempo se tardó dentro del mismo hospital en realizarle la revascularización, ya sea a través de trombolíticos o de angioplastia”.

Tajer señaló que “el tiempo promedio desde que el paciente empieza con los síntomas hasta que hace la consulta y llega a la institución es de entre 2 y 3 horas”.

En una primera etapa, inmediatamente posterior a la firma del acuerdo, se iniciará el registro de todas las instituciones, para saber cuáles son sus características, qué disponibilidades tienen y cómo están integradas al sistema de salud. Se espera contar con datos fehacientes hacia mediados del 2015.

“Algunas instituciones ya van a empezar a registrar pacientes para probar el sistema y ver la funcionalidad para en los próximos meses del año que viene ya arrancar con el registro propiamente dicho. Se comenzará con el infarto agudo de miocardio, que es una de las primeras causas de mortalidad dentro de lo que es la enfermedad cardiovascular, pero la idea es incluir posteriormente a toda la patología cardiovascular y que este Registro continúe en el tiempo”, indicó Juan A. Gagliardi, Secretario del Comité Organizador del 40° Congreso Argentino de Cardiología.

“Este registro nacional de enfermedades cardiovasculares de alta prevalencia pondría a la Argentina en el nivel de los países con mayor desarrollo en esta temática. El conocimiento de las barreras generales y locales permitiría la instrumentación rápida de medidas correctivas y la evaluación de su impacto a través del registro permanente”, concluyó el Dr. Tajer.

El 40° Congreso Argentino de Cardiología se llevará a cabo del 16 al 18 de octubre próximos, bajo la organización de la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC), y con el auspicio de la Academia Nacional de Medicina.

En el mismo, se espera una convocatoria cercana a los 10 mil profesionales de la salud, entre cardiólogos, médicos clínicos, especialidades vinculadas a la cardiología y otras. Dada la magnitud de la convocatoria, por segundo año consecutivo la cita será en el Centro de Convenciones “La Rural”, Av. Sarmiento 2704, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Fuente: http://www.diariouno.com.ar/pais/Argentina-tendra-un-Registro-de-Enfermedades-Cardiovasculares-20141015-0119.html

Confían en nosotros:

© 2017 - SIFEME S.A. Maipú 471. 6° piso. Capital Federal. Tel/Fax: +54 (011) 4394-7288. E-mail: info@sifemesa.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?