Bronquiolitis: todo lo que tenés que saber sobre esta enfermedad

Bronquiolitis: todo lo que tenés que saber sobre esta enfermedadComienza el frío y la bronquiolitis es uno de los problemas de salud que se vuelven más cotidianos entre los más chiquitos. Una pediatra explica todo lo que hay que saber para prevenir este mal y pasar un invierno sin sobresaltos.

En lo que va del año, se registraron en Córdoba 1.904 casos de bronquiolitis en niños menores de dos años.

En lo que va del año, se registraron en Córdoba 1.904 casos de bronquiolitis en niños menores de dos años.

La bronquiolitis es una de las enfermedades agudas más habitual entre los niños pequeños, con especial incidencia entre los menores de dos años. Es el invierno la estación que la deja al descubierto: el pico máximo de esta enfermedad se registra entre los últimos días de junio y la primer quincena de julio. Encima, las bajas temperaturas que se prevén para los próximos días generarán las condiciones ideales para la propagación de las infecciones respiratorias.

En lo que va del año, se registraron en Córdoba 1.904 casos de bronquiolitis en niños menores de dos años, según datos del Ministerio de Salud nacional. La cifra supera a la de Santa Fe, con 1.117 casos, pero se encuentra por debajo de la de Tucumán, con 5.883. En tanto, en las guardias de los principales hospitales cordobeses aumentaron las consultas por enfermedades virales.

Consultada por Tu Día, la pediatra Valeria Blumetti detalló todo lo que hay que saber sobre la bronquiolitis. La especialista aclaró que la gran mayoría de las enfermedades del invierno están producidas por virus con una gran capacidad de contagio, a través de la tos o el estornudo. Por eso, la dispersión de las partículas virales invisibles en ambientes no ventilados aumenta la infección de persona a persona.

La bronquiolitis es una enfermedad de las vías respiratorias bajas que suele comenzar de forma indistinguible a un catarro de vías aéreas. El virus causal más frecuente es el virus sincicial respiratorio, que provoca el 70% de los casos en niños menos de 2 años. “Los síntomas iniciales son mocos, tos, fiebre y congestión nasal. Luego pueden ir agregándose diferentes grados de afectación, como inconvenientes para respirar y dificultades para comer y dormir”, señaló la médica.

Todos los bebés son susceptibles de contagiarse con este virus, pero algunos tienen más probabilidades de sufrir graves complicaciones si lo padecen. Por eso, Blumetti recomendó llevar a los niños a consulta médica ante alguno de esos síntomas respiratorios y extremar las precauciones. “Los niños con mayor predisposición a enfermarse son los que no recibieron lactancia materna, aquellos que concurren a guarderías, los bebés que nacen en otoño o invierno y los que conviven con fumadores”, enumeró la especialista.

Esta enfermedad predomina en otoño e invierno, aunque podría producirse en cualquier momento del año. Además, es fácilmente transmisible de persona a persona (muy contagioso), a través del contacto con las manos u objetos que estén contaminados con secreciones respiratorias.

Cuándo consultar al pediatra o a la guardia

Si tu hijo tiene:

» Ruidos como silbidos en el pecho y respira más rápido.

» Respira con dificultad: se le marcan las costillas y mueve mucho el abdomen, o deja de respirar durante unos segundos.

» Se le dificulta poder alimentarse.

» Está somnoliento y quejoso.

» Está más pálido, con labios y puntas de los dedos de color azulado.

¿Puede prevenirse?

Dado que es una enfermedad producida por distintos virus, no existe todavía una vacuna que brinde una protección completa. Pero la mejor prevención es:

• Evitar el contacto con personas enfermas.

• Todos los que conviven con bebés deben lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón.

• Mantener a los bebés en ambientes con temperaturas agradables y en ambientes ventilados.

• Tener el carnet de vacunas al día.

• No fumar en el hogar. Lo ideal es que ningún padre o conviviente fume, ya que el humo del cigarrillo queda en las prendas y en las manos.

• Ventilar frecuentemente el ambiente.

• Es recomendable evitar los aerosoles ambientales, perfumes y sahumerios.

Alerta roja

La lactancia materna es fundamental para prevenir la bronquiolitis.

Qué es cada “peste”

*Resfrío. Es una infección de la nariz que produce una descarga nasal líquida o mucosa. La mayoría de los resfríos son causados por el rinovirus. Es muy contagiosa.

*Gripe. Es una enfermedad aguda que produce fiebre de 38 grados o más, tos, dolor de garganta, cabeza o cuerpo y decaimiento. Es producida por el virus de la Influenza.

*Bronquiolitis. Afecta a los niños. Es la inflamación de los bronquiolos. La enfermedad es ocasionada por varios virus (sincicial, adenovirus e influenza, entre otros).

*Bronquitis. Afecta los bronquios. Es una de las infecciones respiratorias más comunes en adultos.

*Faringitis. Dolor de garganta. Los virus son sus principales causantes. Pero la angina es generada por una bacteria.

*Neumonía. Más severa. Afecta a los pulmones. Existe una vacuna para prevenir la neumonía causada por la bacteria neumococo.

Fuente: http://www.diaadia.com.ar/tu-dia/tus-hijos/bronquiolitis-todo-lo-que-tenes-que-saber-sobre-esta-enfermedad

Confían en nosotros:

© 2017 - SIFEME S.A. Maipú 471. 6° piso. Capital Federal. Tel/Fax: +54 (011) 4394-7288. E-mail: info@sifemesa.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?