Cada año diagnostican más de 27 mil casos de leucemia en niños de la región

Cada año diagnostican más de 27 mil casos de leucemia en niños de la regiónTener un diagnóstico de cáncer siempre es un baldazo de agua fría. Si el que lo recibe es un niño, duele mucho más. Y dado que la leucemia es el tipo de cáncer más frecuente en niños y adolescentes y sus síntomas pueden ser producto de otras afecciones y retrasar el arribo al diagnóstico, contar con toda la información a mano siempre suma.

De ahí que en el Día Mundial de la Leucemia, el foco esté puesto en generar alerta sin alarmar y en difundir todo lo que un padre debe saber para estar atento ante los primeros síntomas.

La leucemia se origina cuando las células sanguíneas inmaduras se reproducen de manera incontrolada en la médula ósea, logrando reemplazar a las células sanas.

Estas células también pueden propagarse a otras partes del cuerpo, como el sistema nervioso central, la piel y las encías.

Las células leucémicas se acumulan en la médula ósea y la sangre, dejando menos lugar para los glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas sanas. Cuando esto ocurre se puede presentar anemia, infección o sangrado fácil.

Las leucemias pueden cursar con un número de glóbulos blancos elevado, normal o bajo. Existen cuatro tipos principales de leucemia, denominados en función de la velocidad de progresión, el grado de madurez de las células cancerosas y al tipo de glóbulo blanco al que afecta:

Leucemia aguda: en este caso que el número de glóbulos blancos no es relevante, ya que muchas veces es normal o disminuido, pero es frecuente que aparezcan formas inmaduras en la circulación.

Leucemia crónica: lo que aumenta en este tipo de leucemias es el número de leucocitos.

Leucemia linfática crónica: predominan los linfocitos pequeños de aspecto maduro.

Leucemia mieloide crónica: se vuelcan a la sangre todos los estadios de maduración de la serie mieloide.

Cada persona puede presentar diversos síntomas, que varían en cada caso y muchas veces incluso, pueden no presentarse. Los signos más comunes son falta de apetito, cansancio, fiebre intermitente, dolor en los huesos, hemorragias esporádicas, hematomas a causa de leves golpes y hemorragias en nariz, boca y recto.

Diferencias en niños y adultos

Existen cuatro tipos de leucemia, en función de la velocidad de progresión

Las leucemias son el tipo de cáncer más frecuente en la infancia y representan entorno a un tercio de los casos, siendo la leucemia linfoblástica aguda el tipo más frecuente.

El cáncer en la infancia es poco frecuente, sin embargo, cada año se diagnostican más de 27 mil casos de cáncer en niños menores de 14 años en la región de las Américas y se estiman unas 10 mil muertes a causa de esta enfermedad. De todas maneras, los avances logrados en cuanto a tratamientos disponibles, permitieron alcanzar elevadas tasas de supervivencia, próximas al 80%.

En adultos, un análisis de sangre permitirá obtener un recuento completo del número de glóbulos blancos (son los actúan como defensa contra infecciones y enfermedades), glóbulos rojos (transportan oxígeno y otros materiales a los tejidos del cuerpo) y plaquetas (ayudan a prevenir hemorragias). La leucemia causa una concentración muy alta de glóbulos blancos, bajas de plaquetas y de hemoglobina, la cual se encuentra dentro de los glóbulos rojos.

Se debe tener en cuenta que los síntomas pueden ser producto de otras afecciones distintas a la leucemia, razón por la cual no se debe minimizar la presencia de los síntomas y se recomienda realizar una consulta médica sin demoras.

Fuente: http://www.infobae.com/2015/09/22/1757208-cada-ano-diagnostican-mas-27-mil-casos-leucemia-ninos-la-region

Confían en nosotros:

© 2017 - SIFEME S.A. Maipú 471. 6° piso. Capital Federal. Tel/Fax: +54 (011) 4394-7288. E-mail: info@sifemesa.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?