Cómo aprender a elegir las “grasas buenas” para la salud

Cómo aprender a elegir las "grasas buenas" para la saludLas grasas durante muchos años han sido eliminadas de la dieta con el fin de llevar una vida sana. Pero luego de mucho tiempo de investigación se comprobó que su buen uso es fundamental para un cuerpo sano. Así lo explica el especialista en Anti Aging Rubén Mühlberger en la serie de “Micros Tendencias”.

“Existen las grasas buenas y las grasas malas. Las malas son saturadas, significa que van a tener una mayor cantidad de una sustancia que es ácido araquidónico, que te va a ir a provocar fenómenos de un colesterol que se acopla a una proteína que se llama LDL. La proteína LDL es el colesterol que tiene una baja densidad, por lo tanto si se está comiendo un asado, unas mollejas, el LDL que está presente ingresa al torrente sanguíneo”.

“El HDL que es un colesterol de alta densidad, lo que hace es sacar de la célula, por una cuestión hepática, el ácido graso que no es bueno para que sea eliminado por el cuerpo. Cuando el aceite se consume a alta temperatura, se solidifica en el cuerpo, viene el LDL, lo lleva y te tapona las arterias, te da posibilidades de infartos del miocardio, hipertensión, hasta cuadros de depresión”.

Grasas saturadas

Son grasas que se encuentran en todos los tejidos de origen animal, la mayoría, y en aceites como el de palma y de maní. Carnes rojas, mantequilla. El cuerpo usa este tipo de grasas para producir energía. En los últimos años varios estudios han demostrado que no son responsables las grasas saturadas de las carnes de los problemas de salud. De hecho, quienes consumen grasas de origen animal en proporción normal tuvieron menos daño arterial y se mantuvieron en peso y forma.

“Los tóxicos y productos químicos presentes en las carnes y en la forma de cocción son los responsables en sí de los problemas asociados a las grasas”, sostiene Mühlberger.

Las grasas malas para la salud son las famosas trans, “aquellas que provienen de semillas, margarinas vegetales, que han sido hidrogenados, fritos, procesados y utilizados en las comidas rápidas llamadas comidas chatarra o basura. Son responsables del aumento del LDL y las enfermedades vasculares, bloquean la insulina y no dejan que nuestro metabolismo pueda usar las grasas buenas”.

El consumo de grasas buenas mantiene sano el cuerpo.

Recomendaciones esenciales

-Comer pescado tres veces por semana

-Consumir aceite de oliva, semillas trituradas que contengan aceites buenos

-Los granos y semillas comprarlos con cáscara y que sean frescos.

-Evitar consumo excesivo de quesos, manteca, margarinas y fritos

-Evitar azúcares, pasta, arroz y otras féculas en demasía.

-Evitar consumir frutos secos en exceso porque engordan

Alimentos para decir “no”

“Son aquellos alimentos que se cocinan rápidamente”. Rubén señala que la chatarra “es la peor comida”, sin embargo, como todo en la vida, hay que aprender a negociar: “Si te gusta una medialuna, comela, o un bollito, comelo. También es bueno sumar una medida de manteca todos los días porque con eso vas a tener tu testosterona femenina o tu testosterona masculina en buen estado, ya que las hormonas dependen del colesterol”.

Fuente: http://www.infobae.com/2014/10/29/1605096-como-aprender-elegir-las-grasas-buenas-la-salud

Confían en nosotros:

© 2017 - SIFEME S.A. Maipú 471. 6° piso. Capital Federal. Tel/Fax: +54 (011) 4394-7288. E-mail: info@sifemesa.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?