Cómo sobrellevar las altas temperaturas y evitar golpes de calor

Cómo sobrellevar las altas temperaturas y evitar golpes de calorAnte las altas temperaturas registradas durante estos últimos días, los médicos recomiendan tomar precauciones para evitar los golpes de calor.

Al respecto, diversos especialistas consultados afirmaron que “se recomienda el consumo de líquidos aunque no tengan sed, con el objetivo de mantener la hidratación corporal”.

Además, “se debe evitar consumir bebidas con alcohol o con mucha azúcar y también tener cuidado con las bebidas hidratantes, ya que para algunas personas pueden ser perjudiciales, agregaron y señalaron que “de la misma manera debemos escaparle a las comidas muy abundantes y es preferible ingerir frutas y verduras frescas”.

De la misma manera, recomendaron que la gente no se exponga al sol en excesos y menos en las horas picos como lo son de las 11 a las 17”.

Por otra parte recordaron que “es importante permanecer en espacios ventilados o acondicionados y que ante cualquier dolor de cabeza, evitar la ingesta de un analgésico, hidratar a la persona afectada y que permanezca en un lugar fresco y con sombra”.

También en esos casos se debe intentar refrescar a la persona mojándole la ropa, aplicarle hielo en la cabeza y solicitar ayuda médica.

Para evitar los golpes de calor también es necesario que “si vamos a permanecer al aire libre, utilizar pantalla solar de alta protección, ropa clara y liviana y beber líquido en forma frecuente”, así como “evitar la actividad física en las horas de mayor temperatura, utilizar ropa apropiada, holgada, suelta y de colores claros”.

Para los lactantes, es importante “aumentar la frecuencia del amamantamiento, alimento ideal para evitar diarreas y por consiguiente, cuadros de deshidratación”.

Qué es el golpe de calor

La sensación térmica elevada propia de esta época, obliga a tener en cuenta al “golpe de calor”.

El “golpe de calor” es un cuadro grave que se produce cuando fallan los medios naturales que tiene el organismo para eliminar el exceso de calor en días de muy alta temperatura.

Generalmente se produce porque los mecanismos de eliminación del calor no funcionan bien, porque el cuerpo produce demasiado calor o porque la temperatura ambiente es demasiado alta.

El riesgo es mayor para los niños y ancianos, los que hacen deportes o trabajos al sol y para los discapacitados.

A más de 30 grados de temperatura y 60 por ciento de humedad, condiciones que dificultan la eliminación del calor, el riesgo es mayor. Se debe evitar el esfuerzo físico, usar ropas livianas y beber líquidos abundantemente, aun cuando no se sienta sed, y tomar baños fríos.

En cualquier caso, se debe consultar rápidamente al médico tan pronto aparezca algún síntoma de golpe de calor.

Los síntomas que puede presentar un golpe de calor pueden ser dolor de cabeza, sensación de vértigo, náuseas, confusión, convulsiones, pérdida de conciencia, piel enrojecida, caliente y seca, respiración y pulso débil y elevada temperatura corporal.

Como no existe un tratamiento farmacológico para combatir el golpe de calor, no es recomendable medicar al afectado, por lo que se recomienda solicitar ayuda médica.

También en mascotas

Médicos veterinarios indicaron que en cuanto al golpe de calor “cada año se ven más casos y muchas veces son graves y mortales, por eso la prevención es fundamental los animales”.

“Las mascotas sufren golpes de calor y se trata de un fenómeno circulatorio que afecta a los viejitos o a los cachorros”, explicaron. Además, destacaron que “los animales no tienen autocontrol y por ejemplo, van al sol si uno los lleva al campo y no regulan la capacidad de esfuerzo que producen”.

Asimismo señalaron que “si no tienen prácticas de gimnasia regular, la actividad física debe ser debidamente controlada” y agregó frente al golpe de calor “hay que mojar al animal, meterlo en una batea con agua y bajar su temperatura con bolsas de hielo”.

Entre los síntomas se percibe que la mascota “empieza a jadear, le sube la temperatura y puede llegar a desmayarse”. Por ello puntualizaron: “los primeros minutos hay que echarle agua fría con una manguera en la sombra” y remarcaron que “todo sobre esfuerzo para todo animal que no esté preparado puede ser motivo de una descompensación”.

En cuanto al tema del agua para tomar “hay que probar siempre la temperatura, porque en muchos casos el animal no quiere tomarla porque está caliente: “hay que cambiarla a cada rato pues en caso contrario adquiere la temperatura del medio”.

Fuente: http://www.aimdigital.com.ar/2015/01/26/como-sobrellevar-las-altas-temperaturas-y-evitar-golpes-de-calor/

Confían en nosotros:

© 2017 - SIFEME S.A. Maipú 471. 6° piso. Capital Federal. Tel/Fax: +54 (011) 4394-7288. E-mail: info@sifemesa.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?