Culpa del estrés, a siete de cada diez personas se les cae el pelo

Diversos estudios científicos demostraron que el ritmo de vida cotidiano provoca caída de cabello. Los beneficios de una alimentación saludable

Según un estudio realizado en los últimos tres meses, el 70% de los argentinos padece caída de cabello por estrés, aunque no todos se den cuenta. Cuestiones como la mala alimentación y problemas hormonales ocupan el 16% y el 9% respectivamente, mientras que a la herencia genética se le adjudica un 5 por ciento.

Según especialistas, gran parte de la responsabilidad es del estrés, propio de la vorágine cotidiana. Se trata de una enfermedad silenciosa, pero que ocasiona todo tipo de males tanto internos como externos al organismo. Una persona que sufre estrés muestra ciertos síntomas que indican que está tratando de luchar con un tensor. Estos síntomas pueden incluir múltiples reacciones fisiológicas, emocionales y de comportamiento.

El estrés también produce un desequilibrio químico que afecta en forma adversa al sistema inmunológico del cuerpo. Por consiguiente, la persona demasiado tensa es más susceptible a las enfermedades y sufre con más intensidad los problemas de salud que ya tiene.

Además de la caída del pelo, otros síntomas físicos del estrés incluyen aceleración del ritmo cardíaco, aumento de la presión sanguínea, dilatación de la pupila y aumento en el ritmo de la respiración y transpiración. En particular, los hombres que responden con más intensidad al estrés mental y están en mayor riesgo de que sus vasos sanguíneo se obstruyan, lo que eleva el peligro de que sufran ataques cardíacos y apoplejía.

También cuestión de mujeres
La caída de cabello afecta a personas de cualquier edad y de ambos sexos. Sin embargo, hasta hace pocos años era un tema de hombres, quienes históricamente sufrieron calvicie, especialmente a partir de los 40 años.

En los últimos cinco años aumentaron un 43% este tipo de dudas y, si bien existen productos de uso externo para postergar la pérdida del pelo, las verdaderas causas de esta problemática van por dentro.

De un tiempo a esta parte la caída de cabello se convirtió también en un tema de mujeres. En los últimos años las mujeres se atreven a confesar que se les cae el pelo. Buscan una solución abiertamente, por ejemplo, llamando a una línea telefónica sobre cuidados capilares o asistiendo a lugares en los que se les realiza un diagnóstico capilar para que se les recomiende un tratamiento”, resaltó Nora Colazo, encargada de la línea 0800-CABELLO de Biferdil, que encomendó el estudio.

“Muy poca gente sabe realmente cuál es el origen de su caída de pelo. Muchos buscan soluciones mágicas en productos cosméticos sin saber que las soluciones universales no existen y que la belleza capilar comienza con la salud. La caída del pelo obedece a diferentes causas y existen soluciones tratamientos y productos para cada tipo de problema. Para ayudar a combatir la caída de cabello se debe buscar productos tratantes específicos sin dejar de consultar con el médico dermatólogo”, subraya María Marta Allende, gerente de Marketing de Biferdil.

¿Cómo medir si se está cayendo mucho el pelo? Según la revista científica Cleveland Clinic Journal of Medicine, “la mayoría de la gente tiene unos 100 mil pelos en la cabeza, y normalmente entre el 10 y el 15% de ellos alcanzaron un desarrollo y se están cayendo. La caída de entre 100 y 150 cabellos por día es normal“. El problema se presenta cuando se supera ese número.

Algunos estudios científicos señalan que “la pérdida de cabello es un problema universal”, de modo que la problemática que evidencia el estudio no es sólo argentina. Se trata más bien de un tema mundial, probablemente agravado por la vorágine cotidiana en la que está envuelta gran parte de la población mundial, especialmente la urbana.

Al respecto, un artículo publicado en la revista científica Psychiatria Danubina, añadió: “Las enfermedades de la piel (donde se incluyen las del cuero cabelludo y el cabello) empeoran o se manifiestan luego de sufrir estrés severo. Los eventos estresantes y la exposición crónica al estrés empeoran la caída de cabello”.

Cuestión de alimentación
La buena alimentación permite mejorar el funcionamiento del organismo y el cabello y el cuero cabelludo no están ajenos a esta premisa. Según la revista Cleveland Clinic Journal of Medicine, “una adecuada alimentación es esencial. Las causas nutricionales de la caída de cabello son la deficiencia de zinc y hierro. La restricción calórica severa, como la de proteínas y ácidos grasos, pueden inducir la caída de cabello. Se observa a veces con dietas muy estrictas. La vitamina D es esencial para el crecimiento celular y su deficiencia está asociada a la caída de cabello”.

Sobre este tema, el estudio arrojó que las dietas desequilibradas inciden en el 16% de los casos locales de pérdida de cabello.

Confían en nosotros:

© 2017 - SIFEME S.A. Maipú 471. 6° piso. Capital Federal. Tel/Fax: +54 (011) 4394-7288. E-mail: info@sifemesa.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?