Diabetes, una enfermedad silenciosa

Diabetes, una enfermedad silenciosaLa diabetes “es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no elabora insulina suficiente o cuando el organismo de una persona no utiliza eficazmente la insulina que produce’’, advierte Olga Zárate, licenciada en Nutrición de Santa Fe.

La insulina es necesaria “para trasladar el azúcar en la sangre (glucosa) hasta las células.

Actúa como una llave que abre la puerta de la célula para que la glucosa ingrese y sea transformada en fuente de energía’’, agrega la licenciada en Nutrición, Carolina Pini.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo hay más de 347 millones de personas con diabetes. En Argentina, afecta al 8,5% de la población adulta y, aproximadamente, el 50% de personas que padecen esta enfermedad lo desconoce.

La prevalencia de diabetes, especialmente la Diabetes Tipo 2 (Dbt2) “aumenta notablemente a nivel mundial. Lamentablemente, su control deficiente genera complicaciones graves que afectan la calidad de vida de los que padecen esta patología y elevan los costos de atención. Entre el 20 y el 30% de quienes conocen su enfermedad no recibe ningún tratamiento; y el 68% es diagnosticado al ser atendido por otras complicaciones crónicas que genera la Dbt2’’, destacan las profesionales del Colegio de Graduados en Nutrición de Santa Fe.

Cuando una persona tiene Diabetes Tipo 2 (Dbt2), “las células no responden de manera correcta a esta insulina’’. Por lo tanto, “el azúcar de la sangre no entra en estas células, quedando acumulado un alto nivel en la sangre y provocando la hiperglucemia’’, señalan las licenciadas en nutrición.

Por lo general, la Dbt2 se desarrolla lentamente con el tiempo. La mayoría de las personas con esta enfermedad tiene sobrepeso, ya que el aumento de la grasa le dificulta al cuerpo el uso de la insulina de manera correcta.

Más allá de esto, la Dbt2 también puede presentarse en personas delgadas, principalmente ancianas.

En los pacientes con diabetes, “el riesgo de muerte es al menos dos veces mayor que en las personas sin diabetes y las proyecciones afirman que será la 7º causa de mortalidad en el mundo para el 2030’’.

Estar alerta

Los antecedentes familiares y los genes juegan un papel importante cuando se diagnostica esta enfermedad.

Además, un bajo nivel de actividad, una dieta deficiente y el peso corporal excesivo alrededor de la cintura aumentan el riesgo de la presencia de esta patología.

Por lo general, los pacientes con Dbt2 no tienen sintomatología durante muchos años. Sin embargo, cuando comienzan a observarse algunos síntomas -infección en la vejiga, el riñón, la piel u otras; fatiga, hambre, aumento de la sed, necesidad de orinar varias veces al día; visión borrosa, disfunción eréctil, dolor o entumecimiento en los pies o las manos- hay que prestar atención y realizar los controles necesarios, ya que esta enfermedad es muy silenciosa y puede generar varias complicaciones en la salud.

“Una persona con Dbt2 tiene un mayor riesgo de padecer cardiopatía y Accidente Cerebro Vascular (ACV), problemas oculares; infecciones en pies y piel; dificultades en el control de la presión arterial y el colesterol; pérdida de la sensibilidad y daños en los riñones’’, puntualizan las profesionales.

Medidas de prevención

Algunas pautas que están vinculadas con el estilo de vida son eficaces para prevenir la Diabetes de Tipo 2 o retrasar su aparición. Las licenciadas en nutrición aconsejan tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

• Alcanzar y mantener un peso corporal saludable.

• Realizar actividad física, al menos 30 minutos de intensidad moderada la mayoría de los días de la semana. Si además se pretende controlar el peso, se necesitará un ejercicio más intenso.

• Consumir una dieta saludable que contenga entre tres y cinco raciones diarias de frutas y hortalizas y una cantidad reducida de azúcar y grasas saturadas.

• Evitar el consumo de tabaco, ya que aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Grupos de apoyo

Las personas que padecen diabetes deben aprender a manejar esta enfermedad y a convivir con ella. En Santa Fe, la Asociación Santafesina de Diabéticos (ASDI) -ubicada en Cruz Roja Argentina 1838, teléfono 4581306- brinda información, asesoramiento y contención a aquellos pacientes que se acercan a la institución.

Fuente: http://www.ellitoral.com/index.php/id_um/107020

Confían en nosotros:

© 2017 - SIFEME S.A. Maipú 471. 6° piso. Capital Federal. Tel/Fax: +54 (011) 4394-7288. E-mail: info@sifemesa.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?