Dos de cada tres afiliados a prepagas llegan a través de las obras sociales

NEGOCIO. LAS PREPAGAS ATIENDEN A MÁS DE 6,2 MILLONES DE PACIENTES / Foto: www.clarin.comEn los últimos 9 años, las obras sociales ganaron un fuerte protagonismo en la atención médica de la población. Y ese avance explica muchos de los conflictos políticos y económicos que envuelve a esas entidades y también a la medicina privada.

Según los datos del Censo 2010, las obras sociales, incluyendo al PAMI, cubren en forma directa o indirecta la atención médica de 22.603.791 personas , el 57% de la población. Otro 5,1% -2.029.716 – está afiliado en forma voluntaria a una prepaga. Y el 1,8% -722.942 personas- tiene planes de salud estatales.

Así, el 63,9% de la población tiene alguna cobertura médica de la Seguridad Social o privada.

El 36,1% restante solo cuenta con el hospital público.

A esta radiografía de la “cobertura de la salud” se agrega un dato no menor: de los beneficiarios de las obras sociales, el 18,5% -4.192.827- se atiende a través de una empresa prepaga.

De esta manera, dos de cada tres personas que se atienden en prepagas provienen de las obras sociales.

El Censo anterior, de 2001, registró que la cobertura médica era del 51,9%, lo que implica un considerable crecimiento en apenas 9 años . Pero como la información no estaba desagregada por entidades como ahora, no es posible compararlas.

Eso se debe al crecimiento de la población y del empleo, al mayor número de pensiones no contributivas y de jubilados por la moratoria que tienen la cobertura del PAMI y a la inclusión de los monotributistas y del personal doméstico en el régimen de las obras sociales.

Este avance permitió consolidar y agrandar el peso de los sindicatos , a la vez que se potenciaron algunos conflictos. Por ejemplo, el Gobierno viene reteniendo parte de la recaudación del sistema y por eso las obras sociales reclaman más de $ 10.000 millones retenidos por el Gobierno.

También explica los intentos de algunos sectores del Gobierno por controlar más el sistema . Y no falta quienes quieren cambiar las reglas de juego, centralizando la recaudación en una sola gran entidad estatal (al estilo PAMI), a la que los sanatorios y clínicas de las obras sociales brindarían los servicios.

 

A su vez, también del Censo se destaca el progreso de la medicina privada, que aglutina entre afiliaciones voluntarias y traspasos de obras sociales al 15,7% de la población o más de 6.000.000 de beneficiarios.

Sin embargo, el mayor progreso de las prepagas proviene de los acuerdos con las obras sociales, que se intensificó con el proceso de desregulación , iniciado en los años 90. Básicamente se trata de empleados de altos ingresos que pueden acceder con el aporte obligatorio a una cobertura mayor o están dispuestos a pagar la diferencia para disponer de un plan superior. También hay afiliados “corporativos” por acuerdos de las empresas directamente con las empresas prepagas.

Esa “desregulación” permitió a los afiliados cambiar de obra social y eso llevó a muchas entidades a realizar acuerdos con las prepagas, transfiriendo la obra social beneficiada del traspaso gran parte del aporte obligatorio.

Muchas obras sociales se quejan del “descreme” que implica este fenómeno: los empleados de sueldos altos no las eligen.

Las prepagas ahora están reguladas por la ley aprobada el año pasado, pero aún no está plenamente operativa porque falta reglamentar aspectos decisivos de la actividad.

Si se excluye a los jubilados y pensionados, el 52,5% de la población cuenta con obra social.

 

Fuente: http://www.clarin.com/politica/afiliados-prepagas-llegan-traves-sociales_0_620937940.html

Confían en nosotros:

© 2017 - SIFEME S.A. Maipú 471. 6° piso. Capital Federal. Tel/Fax: +54 (011) 4394-7288. E-mail: info@sifemesa.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?