El abordaje multidisciplinario, clave en el descenso de peso

El punto de partida de cualquier tratamiento exitoso para adelgazar es que el paciente reciba atención médica de un equipo de profesionales especializados en la materia. Las “patas” que no deben faltar en todo plan de adelgazamiento.

El objetivo del equipo multidisciplinario será el efectivo descenso de peso del paciente, pero fundamentalmente será el mantenimiento del mismo a lo largo del tiempo.

Según la Organización Mundial de la Salud en este momento en el mundo mil millones de personas adultas tienen sobrepeso y más de 300 millones son clasificados como obesos. En la Argentina, los últimos datos relevados, indican que de cada 100 adultos, 14 pueden ser considerados obesos y otros 34 padecen sobrepeso.

En la actualidad existen varias alternativas diferentes que buscan solucionar esta problemática, tanto quirúrgicas (bypass, banda y manga gástrica), como no quirúrgicas (tratamientos farmacológicos, nutricionales y endoscópicos). Cada una de ellas posee características e indicaciones determinadas. Como consecuencia cada paciente debe ser evaluado previamente para que se le pueda ofrecer la opción que mejor se adapte a su situación particular.

Para que estos tratamientos obtengan buenos resultados deberán contemplarse los siguientes puntos:

– Evaluación previa del paciente.

– Contar con un equipo multidisciplinario con profesionales capacitados.

– Compromiso del paciente con el tratamiento.

El cambio tanto de peso, como de hábitos alimentarios, podrá efectuarse si el paciente ingresa en un sistema que le permita recibir un tratamiento integral.

“Es fundamental que cada paciente tenga un seguimiento detallado por parte de un equipo multidisciplinario de médicos, nutricionistas, endocrinólogos, psicólogos y psiquiatras, porque quien realiza un tratamiento y no ‘trabaja’ sobre los diversos aspectos de la problemática de su obesidad; está condenando el tratamiento al fracaso”, destacó el doctor Christian Sanchez, médico endoscopista y especialista en la colocación del balón intragástrico del equipo médico de Gastroenterología Diagnóstica y Terapéutica (Gedyt).

La doctora Guillermina Rutsztein, especialista en Salud Mental, miembro del equipo de Gedyt, afirmó con respecto a la colocación del balón intragástrico (dispositivo que se coloca por medio de endoscopia e insufla con líquido, por un período de 6 meses) que “se utiliza en pacientes que ya intentaron otro tipo de tratamientos nutricionales o farmacológicos sin éxito, y que tienen un sobrepeso u obesidad moderada. También se recomienda para quienes presentan un alto riesgo quirúrgico o para quienes deben descender de peso previo a una cirugía bariátrica. En la etapa de evaluación previa también de evalúa la presencia de patologías que contraindiquen la colocación del balón intragástrico, tales como el abuso de alcohol, la bulimia nerviosa, depresiones severas, entre otras”.

Por su parte, la licenciada Magdalena Ramos Mejía, nutricionista del mismo equipo, agregó: “El desafío es mantener el descenso de peso luego del tratamiento, allí es donde se vuelve clave el trabajo del equipo multidisciplinario. Es por esto que el verdadero éxito de una intervención se mide por ejemplo, en el caso de la colocación del balón intragástrico, luego de extraído el balón, al evaluar qué pasa con el peso del paciente durante los meses siguientes”.

Al tiempo que la licenciada Fernanda Colla, especialista en salud mental y encargada del seguimiento post colocación del Balón Intragástrico, aseguró que “tras la intervención, el paciente debe mantener entrevistas de seguimiento periódicos, donde se trata, por ejemplo, el tema de su ansiedad y se explica y analiza cómo la comida suele ser un refugio frente a situaciones emocionales intensas“.

Tratar el problema a tiempo

El sobrepeso y la obesidad pueden ser perjudiciales para la salud, se los relaciona directamente con la aparición de diabetes, problemas cardiológicos, articulares, algunos cánceres (endometrio, mama, colon) y otros.

Se lo considera el quinto factor de riesgo de muerte en el mundo. Cada año fallecen por lo menos 2,8 millones de personas adultas como consecuencia del sobrepeso o la obesidad.

Por ello resulta fundamental tratar estas patologías antes de que generen complicaciones crónicas o agudas en el corto o mediano plazo.

Fuente: http://saludable.infobae.com/el-abordaje-multidisciplinario-clave-en-el-descenso-de-peso/

Confían en nosotros:

© 2017 - SIFEME S.A. Maipú 471. 6° piso. Capital Federal. Tel/Fax: +54 (011) 4394-7288. E-mail: info@sifemesa.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?