El deporte y las muertes por paro cardíaco

Foto archivo Bureau de salud

En el último “Congreso de Medicina Legal y los Certificados” del mes noviembre del 2008, realizado en el metropolitano de rosario, nos puntualizaron a los pediatras los siguientes ítems, con previo anecdotario a saber: cuando un niño/adolescente fallece súbitamente en un encuentro de fútbol o jugando en el recreo de un colegio o luego de haber nadado intensivamente en un natatorio, se abre un interrogante que aflige extremadamente a las autoridades correspondientes, padres y la comunidad en general.

De hecho en los últimos cinco años en todo el mundo hubo noticias de muertes súbitas de futbolistas de clubes que militan en las importantes ligas europeas, norteamericanas, rusas, prácticamente en todo el orbe, incluido nuestro país.

Según el Congreso antes citado, un ecocardiograma, una ergometría y /o ecocardiografía bidimensional no garantizan para nada una muerte súbita en un niño o adolescente que practique cualquiera de las disciplinas antes mencionadas. Entonces surge la pregunta lógica ¿Para qué pedimos certificados? ¿Para qué le hacemos estudios complejos y/o análisis especializados a los niños si no hay garantía de muerte súbita cuando se desenvuelven en un ámbito deportivo?

La respuesta es la siguiente: está bien pedirle los estudios antes dichos porque descartan patologías preexistentes, eso es importante, da tranquilidad a los padres y a las autoridades correspondientes. Ustedes verán que los certificados dicen “el niño no padece tal o cual enfermedad al día de la fecha”, es decir el médico de acuerdo a la jurisprudencia de los certificados no debe garantizar salud luego del día en que lo extendió, hecho contemplado y exigido en medicina legal.

Pero ¿por qué un certificado no da garantía absoluta de muerte súbita? Por lo siguiente: a raíz de estudios de antecedentes inmediatos o mediatos y las autopsias correspondientes se ha descubierto que previamente, unos días antes o semanas antes de la muerte del niño o adolescente hubo un “golpe” importante en la región torácica anterior (un rodillazo, un codazo, un cabezazo etc.) claro, el futbol o rugby o los juegos bruscos en los colegios inclusive los golpes suelen pasar de ser un hecho simple, provocando en algunos chicos/as un desfasaje anatómico cardíaco lo que en el momento del hecho no produce sintomatología alguna.

Los chicos siguen jugando en los torneos habituales de cualquier deporte más o menos brusco o juego brusco y nada ocurre. Pero pasado los días, semanas o meses (que uno se haya dado cuenta) o años, el corazón dañado recién manifiesta clínicamente agitación, o dolor torácico anterior o alguna arritmia o “la muerte súbita” como “único síntoma”, generalmente mientras practica su deporte habitual.

Ello provoca desazón en los padres que dicen ¿si le hicimos los estudios cardiológicos, acá tengo el certificado? estas dolorosas alternativas fueron muy bien estudiadas recientemente no sólo en los países más adelantados sino también en la argentina, y ya en Rosario están advirtiendo, a nivel deportólogo-cardiológico, de lo que puede ocurrir con un infantojuvenil. Como corolario y para que quede claro, cuando tu hijo sufre un golpe importante como antes dijimos, codazo, rodillazo, cabezazo, o en los juegos bruscos en los colegios o en gimnasia, en la región torácica anterior, llevalo al cardiólogo para que te aconseje los estudios pertinentes y así evitar muertes innecesarias.

 

Fuente: http://bureaudesalud.com/v2/2012/06/15/el-deporte-y-las-muertes-por-paro-cardiaco/

Confían en nosotros:

© 2017 - SIFEME S.A. Maipú 471. 6° piso. Capital Federal. Tel/Fax: +54 (011) 4394-7288. E-mail: info@sifemesa.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?