En la Argentina sólo el 1,5 por ciento de la población dona sangre

Foto: lanacion.comEl hecho de que hoy se celebre en todo el mundo el Día Internacional del Donante de Sangre, busca casi exclusivamente generar conciencia sobre la importancia de donar sangre para disponer de ésta en distintos centros médicos y también como forma de agradecer a quienes en forma altruista la donan todos los días, algo que en la Argentina, hoy, es una materia pendiente.

“En la Argentina solamente el 1,5% de la población dona sangre, por lo que para cubrir las necesidades transfusionales a nivel nacional se requeriría elevar ese porcentaje al 5 por ciento, afirmó la doctora Silvina Kuperman, jefa del banco de sangre del hospital Garrahan, durante un encuentro de concientización que realizó ayer la institución.

De esta manera, de los más de 40 millones de habitantes que viven en la Argentina, son donantes de sangre unas 600.000 personas, lo que equivale al 1,5% de la población. Según cálculos del hospital Garrahan, para alcanzar el objetivo de cubrir las necesidades transfusionales, nuestro país debería contar con hasta 2 millones de donantes por año.

De acuerdo con los datos del banco de sangre del Garrahan, la donación de sangre lejos de ser una acción voluntaria recurrente, la mayoría de las veces se realiza en situaciones de extrema necesidad: más del 75% de los donantes lo hace por un familiar o conocido, y siempre “si se lo piden”. Por eso, los hospitales y bancos de sangre están trabajando para acercarse a los potenciales donantes de sangre, por ejemplo, a través de las acciones de voluntariado corporativo.

Por otro lado, la coordinadora del Plan Nacional de Sangre, Mabel Maschio, informó que en los últimos 10 años aumentaron un 900 por ciento los donantes voluntarios, lo que ha permitido que algunos centros de hemoterapia estén siempre abastecidos y que se reduzca cerca de un 50% el descarte de sangre por presencia de infecciones, informaron hoy fuentes oficiales.

En el período que va de 2002 a 2012, los donantes voluntarios pasaron de representar el 4% del total de aportantes -que incluye a los remunerados y a quienes lo hacen por reposición en casos particulares- a cubrir el 35%, sostuvo Maschio, que recordó que “venimos de un sistema de donación que se instaló en la década del 50, después de que se hubiera perdido la costumbre de dar sangre voluntariamente que traían nuestros abuelos europeos, que pasaron por tantas guerras”.

 

CIENCIA GLOBAL

Bajo el lema “Dé un regalo de vida: done sangre”, la Organización Mundial de la Salud (OMS) destacó que cada donación de sangre llega a salvar la vida de al menos tres personas.

Para 2020, la OMS se propuso lograr que “todos los países obtengan su sangre de donantes voluntarios no remunerados, algo que en la actualidad alcanzan 62 países, mientras que 40 continúan dependiendo de donantes familiares e incluso de donantes remunerados”, según señalan en un comunicado.

“La Argentina integra la lista de 40 países que todavía no alcanzaron el 100 por ciento de donantes seguros. Aunque el número de donantes voluntarios viene en aumento, seguimos dependiendo de los familiares o amigos de quienes necesitan sangre para abastecer el banco de cada institución hospitalaria”, resaltó a LA NACION, Oscar Torres, presidente de la Asociación Argentina de Hemoterapia e Inmunohematología (AAHI).

El especialista , agregó que “las acciones no solo deberían estar dirigidas a captar la voluntad de los donantes sino también a generar conciencia en los eventuales receptores , porque recibir sangre segura en el momento oportuno es un derecho de todos y cualquiera de nosotros puede necesitar sangre a lo largo de la vida”.

 

CAMPAÑA Y ACCESIBILIDAD

“La idea es generar mayor accesibilidad para aquél que decide donar, yéndolo a buscar al lugar donde trabaja, estudia o concurre”, indicó Kuperman, encargada del banco de sangre del Garrahan, que ponderó las políticas de voluntariado corporativo que impulsen la donación voluntaria de sangre, ya que “no sólo se logra incorporar aspectos como la solidaridad en el ambiente laboral, sino que los bancos de sangre pueden obtener sangre con menores índices de enfermedades transmisibles por transfusión.”

Para reforzar la campaña 2013, la responsable de promoción de la donación de sangre de la entidad, Emilce Ganza, aprovechó el encuentro organizado en conjunto con Grupo RHUO por el Día Mundial del Donante de Sangre, para presentar la unidad móvil para donantes de sangre, con la que podrán ir a distintas instituciones para realizar colectas externas de sangre.

El móvil, un colectivo acondicionado como sala de donación, cuenta con dos consultorios para la entrevista confidencial y evaluación previa y puestos para cuatro donantes en simultáneo. Además, posee la tecnología, el equipamiento y el confort necesarios para una correcta extracción, acercándose a los donantes en lugares y horarios de mayor comodidad.

 

ENCUESTAS RECIENTES

El Consejo Publicitario Argentino y TNS Argentina, realizaron un estudio para conocer cuántos argentinos donan sangre regularmente de manera voluntaria, cuántos lo hacen ante una situación puntual para un familiar o conocido, es decir de manera dirigida, y cuántos no lo hicieron nunca.

Al igual que en el 2008, un 38% de la población declara haber donado sangre alguna vez mientras que el 62% señala no haberlo hecho nunca.

¿Cuántos lo hicieron de manera dirigida y cuántos de manera habitual y voluntaria? Entre quienes donaron alguna vez (38%), un 17% dice que lo hace habitualmente (es decir, el 7% de la población total) y un 81% declara haberlo hecho de manera dirigida y en alguna ocasión puntual, para ayudar a alguien de su círculo más cercano.

Al analizar la donación de sangre al interior de los segmentos sociodemográficos, se destacan algunos puntos. Uno de ellos es que crece significativamente entre los hombres: el 48% de la población masculina declara haber donado sangre al menos una vez contra un 29% de las mujeres; aumenta a mayor edad de los entrevistados: 56% de los mayores de 65 años contra 15% de los jóvenes de entre 18 y 24, lo que podría atribuirse el paso natural del tiempo; son los residentes del Gran Buenos Aires los que señalan en mayor proporción que donaron sangre alguna vez: 50% contra 41%de los porteños y 33% de los residentes en el interior del país.

 

FALTA DE CONCIENCIA

Por otra parte, al analizar las respuestas de quienes nunca donaron sangre (62% de los argentinos), se observa que: un 48% plantea que nunca necesitó donar sangre a un familiar o conocido, lo que se alinea a lo antes expuesto; un 26% no puede dar una respuesta o señala que no se le ocurrió; un 16% indica no cumplir con alguno de los requisitos para poder donar sangre: padecer o haber padecido una enfermedad transmisible por la sangre o una enfermedad grave que lo imposibilita para realizar donaciones de sangre; no dar con el peso; no entrar en el rango de edad; o, consumir ciertos medicamentos; un 9% muestra rechazo por sentir malestar cuando dona sangre (se le baja la presión, se desmaya, o le tiene fobia a las agujas) o simplemente no le gusta; y, otros motivos declarados con menciones menores al 2%: no saber cómo hacerlo; y, mitos como que donar debilita o quita energías; o, que la sangre se comercializa.

En la actualidad la ley de sangre establece preguntas que la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y trans (Lgbt) consideran discriminatorias hacia ellos e inconstitucionales. En el cuestionario para determinar quién puede donar, se pregunta acerca de la orientación sexual del donante, no así, de sus prácticas de riesgo.

Por este motivo, la Federación Argentina de lesbianas, gays, bisexuales y trans reclama en el Día mundial del Donante de Sangre, la urgente aprobación por parte del Senado de la Nación del proyecto de ley que debe terminar con discriminación a las personas Lgbt para donar sangre.

 

REQUISITOS PARA DONAR

  • Tener entre 18 y 65 años de edad, a partir de esa edad lo evaluará el personal médico
  • Pesar más de 50 kg
  • Estar en buenas condiciones de salud, no manifestar el día de la donación ningún malestar
  • No haberse sometido a cirugías en el último año, ni haberse realizado tatuajes, acupuntura, o perforación para aros en el mismo periodo
  •  No haber estado en riesgo de adquirir infecciones de transmisión sexual que puedan transmitirse por sangre

Confían en nosotros:

© 2017 - SIFEME S.A. Maipú 471. 6° piso. Capital Federal. Tel/Fax: +54 (011) 4394-7288. E-mail: info@sifemesa.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?