La artritis afecta a uno de cada mil menores de 16 años

La artritis afecta a uno de cada mil menores de 16 añosSe trata de una enfermedad crónica que afecta sobre todo a las articulaciones y puede llevar a la discapacidad. Contrariamente a lo que se suele creer, también afecta a los más chicos.

Uno de cada 1.000 niños menores de 16 años padece artritis.

Uno de cada 1.000 niños menores de 16 años padece artritis.

Uno de cada 1.000 niños menores de 16 años padece artritis, una enfermedad crónica que afecta sobre todo las articulaciones del cuerpo y que suele confundirse con artrosis, por lo que habitualmente se asocia sólo a adultos.

“Para la mayoría de las personas la artritis es sinónimo de artrosis y, por lo tanto, un problema que sólo enfrentan los adultos, sin embargo la enfermedad afecta a uno de cada 1.000 menores de 16 años, por lo que se estima que hay unos 10.000 casos en el país”, precisó Rubén Cuttica, jefe del servicio de Reumatología Pediátrica del Hospital Pedro de Elizalde.

El especialista explicó que mientras la artrosis se debe a la erosión progresiva de los cartílagos por el uso y paso del tiempo, la artritis es una enfermedad crónica que afecta sobre todo a las articulaciones, puede llevar a la discapacidad y, contrariamente a lo que se suele creer, puede afectar a los más chicos.

“Cuando los afectados son tan jóvenes se habla de artritis idiopática juvenil (AIJ)”, dijo el médico que explicó que idiopática significa que “el origen es desconocido, aunque se sabe que existe una predisposición individual y que un disparador, como situaciones de estrés emocional, una infección o un traumatismo, pueden desencadenarla”.

“Muchas veces los padres tienen miedo de que los chicos se muevan o jueguen por temor a que se lastimen o sufran”, dijo Cuttica, quien subrayó que como no todos los chicos manifiestan la enfermedad de la misma manera, “la artritis puede ser difícil de diagnosticar”.

El especialista remarcó que los síntomas son comunes a otras dolencias y que no existe un análisis que la identifique por sí solo, por lo que “son los reumatólogos pediatras los encargados de atender estos casos”.

“Los síntomas no son exclusivos de la enfermedad y como para que el pronóstico sea bueno es fundamental un diagnóstico precoz, lo que recomendamos es que un niño con un dolor musculoesquelético, fiebre de origen desconocido o episodios de erupciones en la piel sea llevado a una consulta con un reumatólogo”, señaló.

El principal síntoma de la artritis es la inflamación de las articulaciones, que se tornan rígidas, calientes, hinchadas y dolorosas.

Esto limita los movimientos del niño y deteriora su capacidad funcional, es decir, su habilidad para realizar por sí solo tareas cotidianas como abrir una canilla, bañarse o ir a la escuela.

“Si bien conocer el diagnóstico puede ser un momento difícil para la familia, los niños con AIJ tratados adecuadamente suelen tener grandes posibilidades de recuperación, y la mayoría crece y se desarrolla de forma prácticamente normal”, apuntó Cuttica, quien agregó que el apoyo y la compañía de los padres “es fundamental”.

El especialista aseguró que “no se puede prevenir la enfermedad, pero sí la discapacidad”, y enfatizó la importancia del diagnóstico temprano y el abordaje interdisciplinario del paciente.

“La realidad es que bien tratado un niño no tiene por qué dejar de hacer las cosas típicas de su edad: desde andar en bicicleta, correr y jugar con sus amigos hasta practicar cualquier deporte, siempre que no sea de choque ni en un nivel competitivo”, graficó.

Fuente: http://www.eldiario24.com/nota/308262/la-artritis-afecta-a-uno-de-cada-mil-menores-de-16-aos-20131221-0912.html 

Confían en nosotros:

© 2017 - SIFEME S.A. Maipú 471. 6° piso. Capital Federal. Tel/Fax: +54 (011) 4394-7288. E-mail: info@sifemesa.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?