La necesidad de completar el calendario de vacunación aún en la adultez

Como parte de la Semana Internacional de la Inmunización, la Organización Mundial de la Salud (OSM) hizo hincapié en la importancia que tiene la vacunación a lo largo de la vida para para proteger el organismo y evitar enfermedades. En ese punto, lanzó una campaña para concientizar sobre aquellas vacunas que, aunque no son obligatorias como en la infancia, son necesarias durante la vida adulta.

Hoy en día, en Argentina se puede apreciar dos fenómenos. En primer lugar, el país tiene uno de los calendarios de vacunación infantil más completo de la región, gracias a las campañas públicas que se realizan en las escuelas. Pero, al mismo tiempo, es baja la cobertura de inmunización de los adultos, por lo que las enfermedades inmunoprevenibles todavía son frecuentes y originan hospitalización y en algunos casos, muertes prematuras.

Vacunas para adultos

Una de las vacunas más importantes durante la vida adulta es la que previene la hepatitis B y aquellas que impiden infecciones de transmisión sexual. Entre las segundas están las que previenen el virus del papiloma humano (VPH) que produce cáncer de cuello de útero y que se puede aplicar en mujeres de hasta 45 años. Asimismo, existen algunas vacunas que se aplican cada cierto tiempo, como la antigripal.

Por otra parte, todas las personas de entre 18 y 59 años que no fueron vacunadas ni padecieron rubeola, sarampión o paperas deben recibir la Triple Viral, especialmente las mujeres en edad fértil. En este punto, si una mujer contrae rubeola durante el embarazo puede ocasionar serias consecuencias en el bebé. Además, también deben aplicarse determinadas vacunas antes de trasladarse a otros países.

Los viajeros deben consultar a un infectólogo un mes antes de abandonar el país, ya que según sus características personales, la travesía, el destino y las actividades a realizar podrían necesitar distintas inmunizaciones: contra la fiebre amarilla, las infecciones por meningococo, la rabia o la hepatitis A, entre otras. En tanto, cada 10 años -durante toda la vida- se debe aplicar la vacuna doble, que protege al organismo de la difteria y el tétanos.

Recomendaciones para mayores de 50

Existen vacunas que sólo se recomiendan para personas mayores de 50 años, como las antineumocócicas, que previenen neumonía, meningitis, otitis y septicemia por Streptococcus pneumoniae. Éstas son muy importantes en esta etapa de la vida o en aquellos jóvenes con enfermedades crónicas respiratorias, cardíacas, hepáticas, renales, diabéticos, fumadores, alcohólicos o que no tienen bazo.

Asimismo, para las embarazadas son obligatorias la vacuna antigripal y después de la semana 20 de gestación, la triple bacteriana acelular (contra tétanos, difteria y tos convulsa). Las mujeres que no la recibieron durante el embarazo, deben aplicársela durante el puerperio. Para una mayor prevención de estas enfermedades, también se recomienda que estén inmunizados los cuidadores y todos los que convivan con bebés.

Fuente: http://www.salud.com.ar/es/la-necesidad-de-completar-el-calendario-de-vacunacion-aun-en-la-adultez.html

Confían en nosotros:

© 2017 - SIFEME S.A. Maipú 471. 6° piso. Capital Federal. Tel/Fax: +54 (011) 4394-7288. E-mail: info@sifemesa.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?