Las personas con diabetes son más propensas a fracturas

Las personas con diabetes son más propensas a fracturasEl riesgo de fracturas es otra de las complicaciones que padecen las personas con diabetes, por lo que los especialistas recomendaron realizar controles óseos y prevenir este problema adquiriendo el suficiente calcio y vitamina D, realizando actividad física y evitando caídas.

“El diabético tipo 1 tiene casi 7 veces más riesgo de fracturarse la cadera que una persona no diabética, mientras que el diabético tipo 2 tiene casi 2 veces ese riesgo”, aseguró María Belén Zanchetta, especialista en Endocrinología y Osteología.

Estudios de los últimos años mostraron la asociación entre diabetes y riesgo de fracturas “son una novedad reciente en términos científicos y fueron muy impactantes”, dijo la médica.

A raíz de estas revelaciones, “el riesgo de fracturas debe ser otra de las múltiples complicaciones que debemos prevenir en los pacientes con diabetes”.

Ante esta situación, “se debe asegurar un consumo adecuado de calcio y vitamina D y tener muy en cuenta todo lo que pueda aumentar el riesgo de caídas en estos pacientes”, aseguró la médica. La dosis diaria de calcio debe ser de alrededor de mil miligramos por día, es decir dos o tres porciones de lácteos; cada porción puede ser un vaso de leche, un yogurt o un trozo de queso del tamaño de un casete.

La vitamina D se obtiene al exponerse al sol en horarios no peligrosos y puede ser sólo alguna parte del cuerpo, las manos, brazos, dos o tres veces por semana, o sino la suplementación con lácteos fortificados que tienen algo de vitamina D, aseguró la experta. Zanchetta precisó que estas investigaciones “son una novedad porque teníamos un concepto distinto, ya que generalmente nos acercamos al hueso a través de una densitometría, y uno veía que como los diabéticos tipo 2 suelen tener sobrepeso, eso no se asociaba con la osteoporosis”.

Sin embargo, precisó que “cuando se junta la evidencia de muchísimos pacientes aparece esto como una novedad, y ahora se está trabajando mucho en cómo identificar este riesgo en los pacientes diabéticos tipo 2”.

La médica explicó que los estudios que se realizaron fueron sobre una amplia población de varios países de Europa y Estados Unidos. En este marco, el cambio fundamental que se produjo es que “ahora los especialistas empezamos a prestar atención al hueso del diabético”, dijo Zanchetta quien se desempeña en el Instituto de Diagnóstico e Investigaciones Metabólicas.

“Lo que pasa -continuó- es que el diabético viene con tantos problemas como el riñón, el corazón, los ojos, es como que el hueso no se miraba, pero ahora por el sólo hecho de ser diabético, dentro de los controles que hay que hacer, hay que hacer un control óseo”.

La experta explicó que la diabetes tipo 2 es la más común ya que el 90 por ciento de los diabéticos son de este tipo, que se da entre la población adulta, que no es insulino dependiente, en tanto el tipo 1 es el que puede comenzar en la juventud o de niño y es el conocido como insulino dependiente.

La diabetes tipo 2 empieza a los 40, pero es más común a los 50 y 60 años y va aumentando el riesgo de padecerla a medida que pasan los años, “por eso es muy importante mantenerse en peso, comer sano y realizar actividad física porque uno tiene el riesgo genético pero puede retrasar su aparición o combatirla”, indica la especialista.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/edis/20140713/Las-personas-diabetes-son-mas-propensas-fracturas-revistadomingo5.htm

Confían en nosotros:

© 2017 - SIFEME S.A. Maipú 471. 6° piso. Capital Federal. Tel/Fax: +54 (011) 4394-7288. E-mail: info@sifemesa.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?