Los peligros del arsénico en el agua

Los peligros del arsénico en el aguaEn nuestro país la contaminación del agua con arsénico es un problema en provincias como Santiago del Estero y Córdoba, aunque también hay otras regiones que lo sufren.

Por su parte, diversas ciudades bonaerenses también registran altos niveles de este elemento químico sumamente nocivo para la salud, sobre todo cuando la ingesta por agua contaminada es prolongada.

“El vector más importante para la transmisión de enfermedades derivadas del arsénico es el agua contaminada de suelos ricos en este elemento por depósito natural, aunque también generan contaminación actividades como la minería”, comentó la Dra. María Marcela Raggio, médica pediatra especialista en nutrición y diabetes del Hospital Universitario Austral (HUA).

“Debido a que el consumo de agua contaminada es imperceptible, los síntomas pueden darse en niños aunque son mucho más frecuentes en adultos porque el impacto y los efectos del consumo de arsénico se ve a largo plazo”, sumó la especialista, quien comentó que el Código Alimentario Argentino establece el límite superior de valor tolerable de arsénico en 0,01 mg/l para el agua potable.

Entre las patologías que pueden desarrollarse como consecuencia de la ingesta de arsénico se encuentra el Hidroarsenicismo crónico regional endémico (HACRE). De hecho, Argentina es uno de los países afectados por esta enfermedad descripta en 1913 en Rosario por del Dr. Mario Goyeneche, ya que el arsénico es el principal contaminante del agua en la Argentina.

Ocurre que las napas de los suelos de las provincias centrales poseen arsénico debido a diferentes movimientos geológicos y a la actividad volcánica de hace millones de años que hizo que el arsénico se depositara en las napas y los pozos de extracción de agua.

“Los síntomas del HACRE consisten en hiperqueratosis en palmo-plantar y otras lesiones dérmicas, síntomas digestivos y neurológicos como polineuropatía periférica. Además, también puede provocar carcinomas cutáneos múltiples en áreas no expuestas a la luz solar y otros carcinomas”, especificó la Dra. Raggio.

Entre las provincias expuestas al HACRE se encuentran Salta, Jujuy, Tucumán, La Rioja, Catamarca, San Juan, Chaco, Santiago del Estero, San Luis, Mendoza, Córdoba, Santa Fe, La Pampa, Río Negro, Neuquén y Buenos Aires.

Se sabe que los habitantes de estos lugares padecen enfermedades cardiovasculares, hepáticas, cutáneas, respiratorias, digestivas y urinarias con más frecuencia que otras poblaciones del país no afectadas por el HACRE. Es decir que son más vulnerables a ciertos tipos de enfermedades, algunas de ellas muy graves, como el cáncer.

“Además, la contaminación por arsénico favorece el desarrollo de otras enfermedades como hipertensión arterial y diabetes”, completó Marcela Raggio.

Fuente: http://hospitalaustral.edu.ar/novedad.asp?iNoticia=1127

Confían en nosotros:

© 2017 - SIFEME S.A. Maipú 471. 6° piso. Capital Federal. Tel/Fax: +54 (011) 4394-7288. E-mail: info@sifemesa.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?