Los sí y los no de la dieta durante el embarazo

Durante la gestación es importante evitar ciertos alimentos que se consumen de manera habitual ya que muchos de ellos podrían contener ciertas bacterias perjudiciales para la salud o estar contaminados por el medioambiente y afectar negativamente el embarazo. Qué eludir durante los nueve meses.

Con la premisa de que un alimento es seguro cuando es inocuo y ofrece garantía de su salubridad para el consumidor, vale aclarar que muchas comidas elaboradas no poseen estándares de seguridad y de sanidad, lo que podría exponer a la embarazada a substancias nocivas y muy peligrosas.

Durante el embarazo es conveniente evitar los huevos crudos, pasados por agua o poché, jugos no pasteurizados, carnes poco cocidas, cafeína en altas cantidades, entre otros. Además, es necesario conocer de qué forma hay que manipular los alimentos para prevenir la intoxicación alimentaria.

A continuación, lo que hay que evitar durante la gestación:

Productos no pasteurizados: listeria

Los productos no pasteurizados están elaborados con leche cruda y si el proceso de preparación de la leche no hubiera sido llevado a cabo apropiadamente y hubieran quedado impurezas o bacterias en la leche, la misma podría estar infectada con listeria. Es por ello que lo más recomendable es que las mujeres embarazadas eviten consumir productos no pasteurizados, entre los cuales se pueden enumerar los siguientes: leche cruda, quesos blandos (queso de cabra, queso brie y queso camembert), quesos elaborados al estilo mexicano (queso blanco y queso fresco) y jugos no pasteurizados.

La listeria es una bacteria altamente peligrosa. Varias investigaciones afirmaron que hubo casos fatales en embarazadas y en sus fetos. La listeriosis es una enfermedad que puede provocar abortos espontáneos y partos prematuros.

Huevos crudos: salmonella

Cualquier plato o comida que contenga huevos crudos podría estar contaminado con salmonella. Es por ello que se debería evitar consumir los siguientes alimentos: huevos crudos (poché, pasado por agua), salsa holandesa, mayonesa casera y helado de elaboración casera.

Carnes poco cocidas o casi crudas: salmonella, E. Coli, toxoplasmosis

Es necesario tomar todas las precauciones posibles al preparar comidas que contengan carne y evitar que queden rojas o sangrantes, evitar la contaminación cruzada (uso de utensilios exclusivos para carne) en la preparación de las mismas. Evitar consumir los siguientes alimentos: productos de fiambrería, sushi, patés, frutos de mar crudos (especialmente los camarones), pollo o carne poco cocida o casi cruda.

Ciertos pescados: metilmercurio

El pescado es fuente de ácidos grasos Omega 3, importantes para el saludable desarrollo en la formación del cerebro y los órganos de la visión del bebé. Sin embargo, debido a la contaminación, la mayor parte de la población de peces está contaminada con metilmercurio, que es una neurotoxina causante de daños neurológicos, retardos en el desarrollo y déficits de aprendizaje.

A pesar de que la Food and Drug Administration (FDA), agencia de los Estados Unidos responsable de la regulación de alimentos, medicamentos, cosméticos, entre otros publicó numerosas advertencias acerca del peligro que entraña el consumo de ciertos pescados, el Grupo Estatal de Investigación para el Bien Público de los EEUU (USPIRG) afirmó que el consumo de ciertas especies de pescados debería ser prohibido rigurosamente.

Los pescados que serían seguros son: salmón salvaje del Pacífico, trucha criada en granjas o en criaderos, bagre criado en granjas o en criaderos, filetes de pescado, lenguado, corvina, cangrejo azul del Atlántico Medio y abadejo.

Alcohol

La bebida alcohólica puede afectar al feto y originar el “síndrome de alcohol fetal”, un proceso que afecta al niño durante toda la vida. Por ello, la mujer embarazada debe evitar tomar cualquier bebida alcohólica.

Cafeína

La cafeína es un estimulante que se encuentra en café, té, chocolate, cacao, y colas. Consumido en altas cantidades, puede causar irritabilidad, nerviosismo e insomnio, así como niños de bajo peso de nacimiento. Es también un diurético y por ello, puede producir algún tipo de deshidratación. Es aconsejable que la mujer evite o limite el consumo de cafeína durante el embarazo ya que ésta atraviesa la placenta y llega al bebé. Además, la cafeína puede reducir el flujo de sangre a la placenta, lo que puede ser nocivo para el bebé.

Prácticas de manipulación de los alimentos previenen intoxicación alimentaria

Hay que ser cuidadosos para evitar la contaminación de los alimentos en el momento de manipularlos y prepararlos. La FDA recomienda:

• Lavarse las manos con agua caliente y jabón, antes y después de manipular los alimentos

• Lavar las tablas de picar, los platos, las superficies y los utensilios de cocina con jabón y agua caliente después del contacto con carne cruda, aves, mariscos, huevos o frutas y verduras frescas sin lavar

• Las carnes, aves y pescado crudos siempre deben colocarse separados de los alimentos cocidos o listos para consumir

• Lavar la fruta y la verdura cruda antes de comerla colocándola debajo de la canilla y eliminar la suciedad de las superficies con un cepillo

• Quitar y desechar las hojas de afuera de la lechuga y el repollo

• Cortar las partes de frutas y verduras que se han echado a perder porque pueden contener bacterias

• Refrigerar rápidamente cualquier resto de comida

• No comer nunca alimentos cocidos que hayan estado fuera de la heladera más de dos horas

Fuente: http://saludable.infobae.com/los-si-y-los-no-de-la-dieta-durante-el-embarazo/

Confían en nosotros:

© 2017 - SIFEME S.A. Maipú 471. 6° piso. Capital Federal. Tel/Fax: +54 (011) 4394-7288. E-mail: info@sifemesa.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?