Mapeo digital de lunares: un poderoso avance contra el melanoma

Sabemos la importancia de observar nuestros lunares para poder detectar a tiempo cualquier anomalía y, en caso de hallarla, consultar con el dermatólogo. Sin embargo, tanto para el paciente como para el especialista, el seguimiento suele ser más difícil cuando la persona tiene más de 50 lunares o cuando estos tienen características atípicas. Una poderosa técnica, llamada dermatoscopía digital, permite examinar toda la superficie de la piel del paciente y registrar con altísimo detalle la forma, ubicación, tamaño y color de las lesiones.
Así, se puede obtener un mapa digital de lunares y lesiones sospechosas que los médicos especializados analizan y comparan periódicamente. El estudio también se indica apersonas con antecedentes personales o de familiares directos con cáncer de piel.

“Esta técnica se convirtió en una auténtica revolución y herramienta imprescindible de diagnóstico ya que permite estudiar los lunares de la piel de forma sistemática, evitando en muchas ocasiones la realización de una biopsia”, afirmó a DocSalud.com el español Dr. Sergio Vañó Galván, especialista en dermatoscopía digital y dermatólogo del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid.

En el mismo sentido se expresa la doctora Virginia Mariana González, encargada de Dermatoscopía del Hospital Alemán: “Hoy en día esta técnica ha disminuido mucho el número de extirpaciones innecesarias de lesiones,ya que antes se sacaban los lunares cuando se notaban sospechosos a simple vista, en cambio ahora se pueden examinar primero de manera exhaustiva con el dermatoscopio”.

Por su parte, la Dra. Florencia Pedrini, especialista del Instituto de Investigaciones Médicas Lanari y de Buenos Aires Skin, recalca: “Este estudio permite una detección muy precoz, que es la mejor estrategia para modificar el pronóstico del melanoma”, y agrega que también es muy útil para el seguimiento de lunares en zonas de más difícil acceso como el cuero cabelludo, la zona detrás de las orejas o la espalda, es decir, en todos aquellos sitios donde el paciente no puede llegar con sus ojos.

Qué es la dermatoscopía digital

“Es un método de imágenes que permite amplificar y ver en aumento las lesiones cutáneas. A su vez tiene una iluminación especial que vuelve transparente la capa superficial de la piel y se pueden ver estructuras profundas. Las lesiones se ven agrandadas y en profundidad, cosa que a simple vista no se podría lograr”, explica la Dra. González. Esto resulta fundamental ya que, por ejemplo, el lunar a simple vista se puede observar marrón pero bajo el análisis dermatoscópico digital se distingue una red de pigmentos como una tela, ese tejido es bastante regular en los lunares benignos pero es más irregular en los lunares que se están transformando o en los melanomas.

El Dr. Vañó Galván puntualiza: “La dermatoscopía digital posibilita el registro de las imágenes de forma secuencial en el tiempo, permitiendo su comparación en futuras visitas del paciente y mostrando así la evolución de una determinada lesión cutánea. El examen es indoloro, rápido y de alta precisión diagnóstica”.

Cómo se hace

En el país, en distintos hospitales o centros médicos hay distintas tecnologías. El sistema más básico es el dermatoscopio de mano al que se le adosa una cámara digital para tomar fotografías, mientras que en los equipos más complejos el dermatoscopio está adosado a una computadora y las fotografías se pueden tomar con el mismo aparato. “Esas fotografías se registran y sirven para comparaciones futuras. En el caso de lesiones sospechosas, se aguarda un tiempo para ver si cambiaron o no. A veces se sacan fotografías de cuerpo entero del paciente para ver si aparecen lunares nuevos o si se modifican los que ya están”, aclara la Dra. González.

Por ejemplo, la Dra. Pedrini utiliza dos metodologías en dos de los centros donde trabaja: “En Buenos Aires Skin tenemos un equipo (FotoFinder) que permite fotografiar todo el cuerpo y después tomar imágenes de cada uno de los lunares o de las lesiones que queremos estudiar en forma individual con el dermatoscopio anexado a una cámara; esto permite hacer comparaciones y simplifica el trabajo. En el Hospital Lanari hacemos algo similar pero en forma manual, con una cámara de fotos que se adapta a un dermatoscopio”.

Dermatoscopía digital en el país

Si bien esta técnica llegó a la Argentina hace por lo menos quince años, el costo de los equipos más complejos y la necesidad de una capacitación formal dificultaron su difusión. Sin embargo, esto va cambiando de manera paulatina, ahora hay varios centros y consultorios en donde se realizan los estudios digitales, tanto en la ciudad de Buenos Aires como en el interior del país.

Uno de los médicos pioneros fue el Dr. Horacio Cabo, quien dirige el Curso Anual de Dermatoscopía Digital para profesionales que se dicta actualmente de forma gratuita en el Instituto de Investigaciones Médicas Lanari. La capacitación resulta fundamental para que se extienda la práctica, además, como comenta la Dra. Pedrini, quien coordina ese curso: “Como hay más dermatólogos que conocen el método hay mucha más participación de esos profesionales en los congresos de la especialidad, incluso en los últimos hubo sesiones dedicadas a la dermatoscopía”.

Otro factor importante es la cobertura por parte de prepagas y obras sociales, algunas de las cuales ya lo tienen nomenclado. Sin embargo, aun falta difundir que no se trata de un estudio secundario sino que tiene suma importancia, como señala el Dr. Vañó Galván: “Con la dermatoscopía digital es posible la detección precoz de los cambios sutiles que se producen en los melanomas incipientes, posibilitando la realización de un diagnóstico precoz del melanoma, factor fundamental para conseguir altas tasa de curación. Por eso, la dermatoscopía ha supuesto una auténtica revolución y se ha convertido en una herramienta imprescindible para el diagnóstico del cáncer de piel”.

Cuándo consultar al dermatólogo

Los especialistas recomiendan hacer una consulta anual, con controles más frecuentes dependiendo de las características del paciente y la necesidad de evaluación. En cuanto a las señales de alerta hay que recordar la regla ABCDE por la que un lunar es sospechoso cuando: es Asimétrico, tiene Bordes irregulares, cambia deColor o tiene varios colores, su Diámetro es mayor a 6 milímetros o presenta una Evolución inestable con cambios o crecimientos.

La Dra. Pedrini sintetiza: “El paciente debe consultar si observa alguna lesión nueva que aparece en su piel, sobre todo si son lesiones marrones oscuras, negras o rosas. También si tenía alguna lesión preexistente en la piel y esa lesión sufrió modificaciones como cambio de color, en la forma, crecimiento o algún síntoma como prurito (picazón), dolor, ardor o sangrado”.

En cuanto a la necesidad de hacer un estudio digital, el Dr. Vañó Galván subraya la importancia del control anual de los lunares mediante dermatoscopía, luego de la cual, el dermatólogo decidirá si es necesario realizar el mapeo digital. En la misma línea la Dra. González recuerda: “Hay que tener en cuenta que el estudio ve al paciente en un momento determinado, pero después puede haber un cambio en la lesión que sólo se detectará si la persona hace un seguimiento”, de ahí la importancia de la combinación de la tecnología con el compromiso individual.

Fuente: http://www.docsalud.com/articulo/3118/mapeo-digital-de-lunares-un-poderoso-avance-contra-el-melanoma

Confían en nosotros:

© 2017 - SIFEME S.A. Maipú 471. 6° piso. Capital Federal. Tel/Fax: +54 (011) 4394-7288. E-mail: info@sifemesa.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?