¿Migrañas? Conocé como prevenirlas, controlando ciertas costumbres

¿Migrañas? Conocé como prevenirlas, controlando ciertas costumbresLos trastornos del sueño, la irregularidad a la hora de alimentarse y el abuso de analgésicos son algunos de los hábitos que conviene corregir para no sufrir dolores de cabeza tan frecuentemente.

La migraña es un tipo de dolor de cabeza. Más precisamente, la cefalea primaria si hablamos de frecuencia, sólo precedida por la cefalea tensional.

Pero, ¿qué es una cefalea primaria? Aquella que no responde a una lesión estructural cerebral, o bien que no se relaciona con otros trastornos médicos. La provocan, entonces, mecanismos neuroquímicos a nivel cerebral.

Debido a su alta prevalencia, en los últimos años, diversos especialistas se preocuparon por dar a conocer ciertos hábitos y costumbres que pueden actuar como “gatillo” de esta patología, convirtiéndola en algo habitual.

“Hay factores desencadenantes de las crisis migrañosas, que es importante identificar y corregir. Ocurre que la migraña tiene un alto impacto sobre la calidad de vida del paciente –sobre todo la forma crónica- razón por la cual su adecuado manejo es muy importante para lograr mejorar la sintomatología. Por otro lado, controlar los desencadenantes tiene una ventaja adicional: se puede disminuir la cantidad de analgésicos consumidos para paliar el dolor”, comentó el Dr. Norberto Fabián Raschella, médico del staff de Neurología del Hospital Universitario Austral (HUA).

“Algunos de los desencadenantes son: la irregularidad de los horarios de alimentación y los largos períodos de ayuno, los trastornos del sueño y específicamente la deprivación, el estrés y los factores emocionales (sobre todo los trastornos de ansiedad y la depresión), y el ciclo menstrual en las mujeres, destacándose inclusive una variante de la migraña llamada catamenial que se desarrolla cuando los ataques se dan sólo durante el ciclo, exacerbados”, enumeró el especialista.

También deben evitarse dentro de lo posible la práctica de ejercicio físico intenso, y las comidas copiosas sobre todo nitritos, ahumados, embutidos, verduras de hoja verde, quesos duros, aspartamo y glutamatos.

“Una mención especial merece el uso abusivo de analgésicos o ergotamínicos, que son antimigrañosos de uso frecuente, y de venta no controlada. El abuso se presenta cuando existe un consumo de 3 o más comprimidos de cualquier analgésico por día, más de 3 veces por semana, o bien cuando se ingieren 2 o más ergotaminicos, por día, en de 2 o 3 ocasiones semanales. En ambos casos la migraña se transforma en un síndrome”, completó el Dr. Raschella.

“Como conclusión creo que debemos dar un mensaje claro: las migrañas no deben ser desestimadas ni desatendidas porque representan entre el 15 y 18% de todos los cuadros de cefaleas, presentándose más en mujeres que en hombres (relación 3 a 1), e iniciándose entre la primera y segunda década de la vida, con un pico entre los 30 y 35 años”, afirmó.

Raschella también destacó que el reconocimiento y adecuado manejo hacen al éxito del tratamiento, compuesto no sólo por fármacos, sino también por un adecuado diagnóstico, que se basa fundamentalmente en un acertado interrogatorio.

Contacto:

*Dr. Norberto Fabián Raschella

Médico del staff de Neurología

Hospital Universitario Austral

fraschel@cas.austral.edu.ar

Fuente: http://www.hospitalaustral.edu.ar/novedad.asp?iNoticia=1041

Confían en nosotros:

© 2017 - SIFEME S.A. Maipú 471. 6° piso. Capital Federal. Tel/Fax: +54 (011) 4394-7288. E-mail: info@sifemesa.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?