Nuevas tecnologías permiten mejorar el aspecto de la piel

A los tratamientos clásicos y más invasivos, como las cirugías, los peelings, los rellenos y las técnicas de resurfacing, se suma el láser CO2 fraccionado. Entre las principales potencialidades de esta técnica mínimamente invasiva, se cuenta la obtención de resultados satisfactorios en una sola sesión.

Buenos Aires – El desarrollo de nuevas tecnologías dermatológicas permite que en la actualidad sea posible quitar años y marcas de la piel tras una sola sesión, sin cirugías y con efectos duraderos.

Mediante los nuevos equipos de láser CO2 fraccionado, que son mucho más potentes, es posible lo que hasta hace poco parecía inalcanzable: tratar eficazmente y en forma segura arrugas, líneas de expresión, cicatrices, manchas y marcas de acné, devolviendo la tersura, el brillo y el tono de la piel joven en rostro, cuello, escote y manos.

A diferencia de los tratamientos más clásicos e invasivos entre los que se cuentan las cirugías de estiramiento conocidas como “liftings” y otras técnicas como los peelings, los rellenos y el resurfacing, el láser CO2 permite que el tejido se regenere y se renueve en forma efectiva, tensando la piel, pero sobre todo brindando resultados satisfactorios en sólo una sesión y después de entre 3 y 7 días.

Al ser entrevistada por PRO-SALUD News, la doctora Irene Bermejo, médica dermatóloga, miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD), comentó que “el láser puede ser utilizado en mujeres y hombres para combatir las arrugas, las manchas y las lesiones causadas por el sol (queratosis actínica), siempre buscando resultados naturales, que den al rostro una apariencia rejuvenecida, pero no artificial”.

“Así, con el láser CO2 fraccionado –agregó- se repara el fotodaño, se genera una enorme cantidad de colágeno, se reposicionan las facciones, se minimizan e inclusive se hacen desaparecer las arrugas finas y profundas”.

En cuanto a los recaudos que hay que tener al utilizar esta técnica, la doctora Bermejo aclaró: “Hay que tener cuidado en las pieles oscuras porque cuando se aplica láser se provoca un efecto inflamatorio, frente al cual las pieles oscuras tienden a reaccionar pigmentándose. Por eso es necesario cuidarse después de haber realizado el tratamiento poniéndose protector solar y evitando la exposición a luces de tubo o a la luz de la computadora”.

Además, en diálogo con esta agencia, la especialista refirió: “También hay que preparar la piel antes del tratamiento mediante cremas que contengan ácido retinoico o de otro tipo, para de alguna manera ‘blanquear’ la piel y dejarla mejor preparada”.

El procedimiento consiste en aplicar láser CO2 fraccionado (es decir dividido en decenas de puntos o píxeles) en las zonas a tratar como por ejemplo el rostro, el cuello, el escote y las manos bajo anestesia tópica.

El láser -que actúa por calor- penetra la epidermis por pequeños canales térmicos, produciendo una vaporización o microherida que obliga al tejido a regenerarse. Todo esto se realiza sin afectar el tejido circundante, condición que, a su vez, estimula y acelera la recuperación.

La piel nueva, sana y radiante reemplaza al tejido dañado en tiempo récord, y el proceso continúa durante los 6 meses posteriores al tratamiento, lo que mejora la superficie y la tensión de la dermis.

“El paciente luce un aspecto natural, algo así como una versión más joven de sí mismo. Por ejemplo: una paciente de 80 años que no se haya operado logra tensión y pulido. Si la caída del rostro es más importante, requerirá una segunda sesión. Cabe remarcar que el láser tensa el tejido pero respeta las facciones y rasgos de la cara”, destacó la dermatóloga.

El innovador equipo iPixel CO2 de Sirex Médica está especialmente indicado para tratar arrugas de rango medio a profundo, líneas, poros abiertos, manchas de sol y cicatrices, sin necesidad de intervención quirúrgica. También puede utilizarse tanto en adolescentes con cicatrices de acné u otras, o bien como complemento de liftings o aplicaciones de toxina botulínica y rellenos.

Con respecto a otros tratamientos, una de las diferencias clave es que con este método no sólo se tensa la piel, sino que además ésta se regenera.

“Vale señalar que la única técnica transformadora, que modifica biológicamente la dermis y que quita años a la piel envejecida, es el láser”, detalló la doctora Bermejo.

Fuente: http://www.prosalud-news.com.ar/cables/10-09-12-sinarrugaslaser.html

 

Confían en nosotros:

© 2017 - SIFEME S.A. Maipú 471. 6° piso. Capital Federal. Tel/Fax: +54 (011) 4394-7288. E-mail: info@sifemesa.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?