Por riesgos de salud, gasesosas cambian sus recetas

Coca-Cola y Pepsi decidieron cambiar su receta en el estado de California, EEUU, para evitar que en sus envases las bebidas cola luzcan una etiqueta sobre el posible riesgo de cáncer relacionado con uno de sus colorantes.

El componente en cuestión es el 4-metilimidazol (4-MEI), que le da a las gaseosas su particular color caramelizado. El ingrediente fue incluido por California en la lista de sustancias potencialmente cancerígenas, así que para evitar una “etiqueta negra”, ambas marcas reducirán la cantidad del colorante en sus productos.

Estas empresas, que representan el 90% del mercado de gaseosas según datos del mayorista del sector Beverage Digest, aseguraron que el consumidor no notará el cambio en el sabor de la bebida.

Mientras tanto, un portavoz de Coca-Cola España, aseguró al Diario El Mundo que los fanáticos de la bebida pueden estar tranquilos, ya que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que “los riesgos del 4-MEI son inferiores a los de comer papas fritas”. Según sus mismos cálculos, un consumidor debería tomar 18.000 latas de gaseosas al día durante dos años para igualar los niveles que se alcanzaron en los ensayos con animales.

La Asociación de Fabricantes de Bebidas de EEUU recordó que el estudio que llevó a las autoridades a incluir este colorante en una “lista negra” se llevó a cabo únicamente en animales. Añadió que la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria lo considera seguro para el consumo). De hecho, la agencia estadounidense que regula el mercado de los alimentos y los fármacos, la FDA, admite que un ser humano debería tomar 1.000 latas de bebida cola al día para ingerir la dosis que tomaron los animales en el laboratorio.

Sin embargo, Coca Cola y Pepsi decidieron reducir la dosis del ingrediente en California para evitar un rótulo en las latas sobre la relación de la 4-metilimidazol con el cáncer. “Aunque consideramos que no existe riesgo para el consumidor que justifique dicho cambio, les hemos solicitado a nuestros proveedores de colorante de caramelo que reduzcan los niveles de 4-metilimidazol para no tener que incluir dicha advertencia sin base científica”, ha señalado Diana Garza-Ciarlante, portavoz de Coca-Cola, al diario británico The Guardian.

Aunque este cambio en la receta se llevó a cabo únicamente en California, ambas compañías lo extenderán próximamente a todo EEUU.

Desde 2001, algunos grupos de consumidores estadounidenses alertan sobre los riesgos del aditivo. El último en hacerlo fue el Centro para la Ciencia en Interés Público, que esta misma semana envió una carta a la FDA para pedir la prohibición de dicho colorante. En la misiva, Michael Jacobson, director de este lobby de consumidores, cita análisis en los que las latas de refresco superan cinco veces el límite de 29 microgramos de 4-MEI establecido en California y se pregunta cuánta cantidad debería considerarse apropiada. “Sospecho que la mayoría de usuarios preferiría una bebida totalmente transparente y segura, que una coloreada de caramelo con un compuesto sospechoso”, indicó.

Un portavoz de Coca-Cola España explica que el 4-metilimidazol es un residuo que se forma en el proceso de tratar el azúcar para obtener caramelo, “que está presente también en tostadas, café, cervezas, snacks y hasta 200 productos diferentes”. Y añadió que las latas de gaseosa en España tienen niveles de dicho compuesto por debajo de las 250 partes por millón que la OMS considera seguras.

Fuente:  http://www.docsalud.com/articulo/3261/por-riesgos-de-salud-gasesosas-cambian-sus-recetas

Confían en nosotros:

© 2017 - SIFEME S.A. Maipú 471. 6° piso. Capital Federal. Tel/Fax: +54 (011) 4394-7288. E-mail: info@sifemesa.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?