Revelan más ventajas de la leche orgánica

Revelan más ventajas de la leche orgánicaLa leche entera de industrias lácteas orgánicas contiene mucha más cantidad de algunos de los ácidos grasos que contribuyen a la salud del corazón que la leche convencional, dicen los científicos. La conclusión, aparecida el lunes pasado en la publicación PLOS One, es la instancia más clara de que un alimento orgánico ofrece una ventaja nutricional respecto de su equivalente convencional. Los estudios dedicados a las frutas y verduras orgánicas han sido menos concluyentes.

Beber leche entera orgánica “ciertamente reduce el factor de riesgo de enfermedad cardiovascular”, dijo el autor principal del estudio, Charles M. Benbrook, un profesor investigador del Centro para la Agricultura Sostenible y Recursos Naturales de la Universidad Estatal de Washington.

“Toda la leche es saludable y buena para la gente −agregó− pero la leche orgánica es mejor porque tiene un equilibrio más favorable de estos ácidos grasos”: omega−3, característico del pescado y la linaza, versus omega−6, que abunda en muchos alimentos fritos como las papas fritas”.

Por requerimientos gubernamentales de etiquetado de productos orgánicos, las vacas lecheras deben pasar cierto tiempo en tierras de pastoreo, comiendo pastos con alto índice de ácidos grasos omega−3; la leche convencional proviene de vacas mayormente alimentadas a base de maíz, que tiene alto contenido de omega−6. Las vacas no orgánicas que comen pasto también producen leche con más cantidad de omega−3.

Los investigadores estudiaron 384 muestras de leche entera orgánica y convencional obtenidas durante un período de 18 meses en todo el país. Si bien la cantidad total de grasa fue casi la misma, la leche orgánica contenía 62% más de ácidos grasos omega−3 y 25% menos de omega−6.

La ratio omega−6/omega−3 en la leche orgánica resultó ser de 2,28, muy inferior a la ratio de 5,77 de la leche convencional. (Las cifras no se aplican a la leche descremada, que no contiene ácidos grasos.)

Especialistas en nutrición concuerdan en general en que los ácidos omega−3 ofrecen numerosos beneficios para la salud. A eso obedeció el impulso que dio el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos para que la gente ingiriese más mariscos cuando modificó sus pautas de alimentación en 2010.

Pero los expertos discrepan fuertemente en cuanto a si debería reducirse el consumo de omega−6.

En tiempos antiguos, la gente ingería aproximadamente cantidades iguales de los dos ácidos grasos. Hoy por hoy, la mayoría de los estadounidenses consumen más de 10 veces más omega−6 −que prevalece en ciertos aceites vegetales y, por ende, en las frituras− que omega−3.

Si bien el omega−6 es esencial, algunos estudios sobre la salud sugieren que semejante disparidad entre ambos aceites grasos está asociada con numerosas enfermedades, dijo el Dr. Benbrook. Un vuelco hacia la leche entera orgánica −y aumentar su consumo de la recomendación actual de tres raciones diarias a 4,5− sería un gran avance hacia el achicamiento de la ratio, dijo, aunque habría que realizar ajustes en otras partes de la dieta para contrarrestar las calorías que se agregan de la grasa de la leche.

Donald R. Davis, otro de los autores del estudio, señaló que la arraigada creencia de que las grasas saturadas en el leche entera incrementan el riesgo de trastornos cardiovasculares ha sido cuestionada en los últimos años.

El doctor Walter Willett, presidente del Departamento de Nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard, no cuestionó los datos de base del estudio. Pero dijo que las conclusiones y recomendaciones estaban basadas en el “falso supuesto” de que los ácidos grasos omega−6 son nocivos.

Según el Dr.Willett, los omega−6 en realidad estaban asociados con un menor riesgo de enfermedad cardíaca y consideró que la ratio omega−6/omega−3 era “irrelevante”. La gente debería tratar de comer más de ambas, observó.

Y destacó que la leche no era esencial para una dieta saludable, que los adultos de muchos países beben poca leche o nada. “No conocemos todas las consecuencias en el largo plazo, por eso me parece que la mejor estrategia, dados nuestros conocimientos actuales, es, en caso de ingerir algo de leche, seguir consumiéndola en una cantidad baja a moderada (como en la dieta mediterránea)”, escribió el doctor Willet en un correo electrónico.

El Dr. Hibbeln, de National Institutes of Health, respaldó la recomendación sobre la leche orgánica. “Están encaminados en la dirección correcta”, afirmó.

George Siemon, director ejecutivo de Organic Valley, dijo que esperaba tener una idea más clara de cómo los alimentos orgánicos difieren de los que se producen en forma convencional. A los orgánicos les ha faltado una base científica. Yo sólo quería saber”, concluyó Siemon.

Fuente: http://www.entornointeligente.com/articulo/1699651/Revelan-mas-ventajas-de-la-leche-organica-12122013

Confían en nosotros:

© 2017 - SIFEME S.A. Maipú 471. 6° piso. Capital Federal. Tel/Fax: +54 (011) 4394-7288. E-mail: info@sifemesa.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?